<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1616521048565792&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

4 formas de comenzar a construir tu historial crediticio

Comenzar a escribir tu historia en el mundo de los créditos no tiene que ser representar un círculo confuso de limitaciones ¿Necesitas un crédito o préstamo y aún no tienes historial de crédito? ¿Cómo vas a comenzar tu historial de crédito si nadie te facilita uno? Este cuento es mucho más frecuente de lo que todos pensamos.

Presta atención, pues aquí te presentamos 4 alternativas para comenzar a construir tu historial de crédito.

 

1. Obtén ingresos regulares

 

La parte más importante de obtener un crédito es contar con la capacidad de pago para poder solventarlo. Asegúrate de tener una entrada de dinero constante que te pueda ayudar a pagar este servicio.

 

Tal vez pensarás: ¿Si tengo dinero, para qué quiero un crédito? Si es así, es necesario que sepas que el crédito no es dinero gratis, es un servicio que nos ayuda a lograr metas específicas y debemos pagar por él.

 

2. Abre una cuenta bancaria

 

Contar con un servicio financiero (como una cuenta de débito) te hará visible para las distintas instituciones bancarias. Asegúrate de mantener activa tu cuenta y que la cantidad que ingrese refleje tu capacidad de pago.

 

Tu tarjeta de nómina es más que suficiente para cumplir con este requisito. Incluso tiempo después de contar con saldo constante, las mismas instituciones bancarias comenzarán a ofrecerte distintos tipos de créditos.

 

3. Busca una tarjeta departamental

 

Esta es una opción excelente para comenzar a demostrarle a las instituciones financieras tu capacidad de pago y tus hábitos financieros. Las tarjetas departamentales son fáciles de conseguir, ya que no necesitas un historial de crédito para abrirla y su línea de crédito es reducida.

 

Gracias a este producto puedes ponerte a prueba y medir tu capacidad de pago antes de solicitar un crédito de mayor valor mientras construyes tu historial.

 

4. Obtén una tarjeta de universitario

 

Esta es una alternativa si aún estás estudiando y quieres ir trabajando en tu reputación crediticia. Las tarjetas de crédito universitario. La función es prácticamente la misma que una tarjeta departamental, solo que estás generando historial directo en una institución bancaria, lo cual es de gran ayuda al momento de solicitar un préstamo de mayor importancia.

tom-sodoge-59677.jpg

 

Ahora estás listo para comenzar a dar tus primeros pasos en el mundo del crédito. Sin embargo, debes recordar que tus acciones y tu puntualidad hablan de ti desde el primer momento que adquieres un préstamo.

 

Conoce más sobre los requisitos para solicitar un préstamo en kubo.financiero

Registrarme ahora

Jimena Martínez

Jimena Martínez

Apasionada de la información. Redactora y gestora de contenido. Mi misión en kubo.financiero es otorgar contenido que te ayude a crecer en el ámbito financiero.

Finanzas personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog