Lo que debes de saber antes de usar tu tarjeta de crédito

¿Por qué una tarjeta de crédito tiene que ser fuente de tantos problemas? Estos problemas se dan precisamente por dos errores muy comunes: uno es ver a la tarjeta de crédito como una solución a todo, mientras que el otro es verlas como el origen de todos los males financieros.

Nosotros estamos aquí para decirte que, ni la una ni la otra. Una tarjeta de crédito es útil y necesaria para algunas ocasiones, mientras que en otras debe de evitarse usarla. ¿Sabías que solamente en Estados Unidos hubo un record de deudas con tarjetas de crédito?

Tu objetivo con tu tarjeta de crédito debe de ser el siguiente: hacerla tu gran aliada y no tu enemiga. ¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Te lo contamos!

Ten muy claro qué son y para qué sirven

No es un instrumento para comprarte lo que puedas, ni un vale para caprichos. ¿Sabes realmente qué es una tarjeta de crédito? Según la PROFECO, la tarjeta de crédito es “un instrumento financiero que sirve como medio de pago y para obtener crédito. El banco, como emisor de la tarjeta, concede al cliente, mediante un contrato, una línea de crédito revolvente hasta por un importe determinado conocido como límite de crédito.”

Tienen una tasa de interés

Cuando quieras sacar tu propia tarjeta de crédito, debes de tener en cuenta que distintas tarjetas tienen distintas tasas de interés. Puede ser desde el 30% hasta el 70%. El interés lo tendrás que pagar sólo si no pagaste tus gastos con la tarjeta antes del plazo establecido.

Distingue entre fecha de corte y fecha de pago

Cada tarjeta viene con una fecha de corte, ¿sabes lo que es? El crédito de tu tarjeta se divide en periodos; cada fecha de corte marca el fin de un periodo y el inicio de uno nuevo. La fecha de pago, que generalmente es después de 15 días a la fecha de corte, es la fecha límite que tienes para pagar los gastos del periodo anterior. Eso quiere decir que desde la fecha de corte hasta la fecha de pago, debes de haber pagado todo tu saldo.

¿Qué pasa si no?

Si para la fecha límite de pago no pagaste la totalidad, deberás de pagar pero ahora junto con los intereses. Así es, ¿Quieres que no se generen intereses? Entonces deberás haber pagado todo justo a tiempo.

Organízate

Muchas veces, los problemas se dan por ciertas razones; como no pagar el total de saldo completo, mientras que se sigue usando la tarjeta de crédito. Este error, a pesar de ser muy común, es grave puesto que acumulas la parte de la deuda anterior más el interés, junto con los gastos del siguiente mes. Es así como muchos se van hundiendo en deudas de las que luego es difícil salir.

¿Qué puedo hacer si no puedo pagar el saldo total de la tarjeta en la fecha de pago?

Nuestro primer consejo sería decirte que procures no pagar con tu tarjeta algo que sabes que no vas a poder pagar cuando llegue la fecha de pago. Pero si ya te sientes atorado, lo mejor que puedes hacer es guardar la tarjeta de crédito en el cajón y, en caso de que tengas un buen historial crediticio, pedir un préstamo en kubo.financiero.

También te recomendamos leer: 4 formas de comenzar a construir tu historial crediticio.

¿Por qué pedir un préstamo? ¿Eso no generaría más deudas? Si dejas de usar tu tarjeta y pides un préstamo, tendrás que pagar un menor interés que el del banco (sin contar tus siguientes gastos con la tarjeta). ¿Te animas? Da click aquí?

Pide tu préstamo AQUÍ

¿Cómo se cuándo gastar?

Cómo ya dijimos, el mejor momento para usar una tarjeta de crédito es cuando vas a comprar algo absolutamente necesario y tienes la certeza de que lo puedes pagar antes de la fecha establecida. Procura no usarla para caprichos o sin previa reflexión. Recuerda: no está para darte todas las cosas que siempre quisiste pero tampoco debes de tenerle miedo. 

También te recomendamos leer: Pagar un negocio con tarjeta de crédito, ¿es buena o mala idea?

Isabel Gómez Aguado

Isabel Gómez Aguado

Mexicana egresada de Filosofía por la Universidad Panamericana. Le apasiona leer, escribir, la moda y el arte. ¿Su objetivo en Kubo? Mostrarte que las finanzas son mucho más sencillas de lo que parecen.

Finanzas personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir
New Call-to-action

Suscribete a nuestro Blog