¿Qué tanta educación financiera tienes?

Saber manejar tus recursos determina y condiciona nuestro día a día, además de tener importantes consecuencias si no lo hacemos correctamente. La educación financiera surgió debido a la ausencia de información y herramientas con las que contamos para tomar decisiones informadas al momento de gestionar nuestro dinero.

 

¿Qué es la educación financiera?

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la educación financiera es el proceso mediante el cual logramos conocer los diferentes productos y servicios financieros, sus riesgos y beneficios. Además, mediante esa información, desarrollamos habilidades que nos permiten una mejor toma de decisiones, lo que se traduce en un mayor bienestar económico. Ten presente que entre mejor informado estés, mejores serán tus decisiones y menores los riesgos de sobreendeudamiento.

 

Los beneficios de la educación financiera

  • -Aprendes a planificar un futuro solvente
  • -Administras mejor tu dinero
  • -Sabes seleccionar los productos y servicios que se adaptan a tus necesidades
  • -Adquieres el hábito del ahorro
  • -Aprendes a ser previsor
  •  

Tomando en cuenta lo anterior, la educación financiera es un compromiso de trabajo coordinado entre gobierno, instituciones financieras y usuarios. Así, desde hace más de 10 años se realiza la Semana Nacional de Educación Financiera (SNEF), con el objetivo de sensibilizarnos sobre la importancia de desarrollar capacidades financieras suficientes, para administrar y aprovechar de la mejor manera nuestros recursos.

 

¿Cómo aprovechar la SNEF?

 

  1. Revisa qué hay en tu estado. En todos los estados de la República hay conferencias, talleres, dinámicas en escuelas, universidades, centros de trabajo, oficinas de la Condusef e incluso en lugares públicos como los mercados. 

 

  1. Visita la sede central. Aunque la SNEF se lleva a cabo en toda la República, la sede central ofrece stands de los reguladores e instituciones de gobierno como Condusef, Banco de México,  la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, Consar; la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, CNBV; la de Seguros y Fianzas, CNSF, o Bansefi, pero también de intermediarios financieros de todo tipo y asociaciones del sector financiero como la Asociación de Bancos de México, la de afores, AMAFORE, o la de seguros, AMIS.

 

  1. Toma algún taller o asiste a una conferencia para adquirir nuevas habilidades financieras. Habrá diversos  talleres de presupuesto, crédito, inversión y protección de datos.

 

  1. Diviértete y aprende. Muchos expositores se encargan de enseñar de manera lúdica sobre educación financiera, y organizan actividades como juegos de mesa tamaño real, video juegos y diversas dinámicas.

 

  1. Pide asesoría. Acércate a los expertos, quienes te pueden ayudar, desde hacerte un check up financiero, analizar tu capacidad de pago, qué seguros deberías tener y hasta analizar cuál es el crédito hipotecario que te conviene.

Infografía Educación financiera-01

 

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

finanzas personales, libertad financiera

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog