<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1616521048565792&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Es posible emprender mientras estás trabajando

Emprender, sin importar tus motivos, es un largo camino que debes afrontar con dedicación y decisión. Pero antes de abandonar tu empleo actual, recuerda que éste representa un ingreso que puede financiar los primeros pasos en el nacimiento de tu negocio.

 

Piensa como si estuvieras estudiando y trabajando, de esta manera va a ser mucho más sencillo mentalizarte. Sigue los siguientes tips y logra el camino al éxito.

green-chameleon-21532.jpg

 

1. Ten objetivos claros

 

Mientras más claros sean tus objetivos, tus acciones estarán más encaminadas hacia ellos. No puedes crear un negocio desde cero sin tener la certeza de lo que quieres lograr y por qué quieres hacerlo.

 

Dedícate unas horas a pensar en tus metas y cómo te gustaría lograrlas. Está bien soñar un poco, pero después de hacerlo, te recomiendo ampliamente poner los pies en la tierra y traducir todos tus sueños a posibilidades reales.

 

2. Paciencia y enfoque

 

En algún momento tendrás la tentación de dejar tu empleo para dedicarte de lleno a tu nuevo negocio. Respira y piensa si los ingresos que estás recibiendo de él son suficientes para poder abandonar tu trabajo. Si no es así, aún tienes mucho que hacer.

 

Si tu negocio comienza a crecer sin necesidad de tu sueldo actual, te recomiendo cuidar tu empleo. Con paciencia, llegará el momento adecuado. No pierdas de vista la meta, el momento que esperas llegará. Confía en tus propios esfuerzos.

 

3. El compromiso es la clave

 

Recuerda que cada cosa tiene su tiempo y su lugar. No descuides tu trabajo por realizar tareas de tu nuevo negocio y viceversa. Es así de simple, la hora de trabajar no se mezcla con el tiempo creativo y no interrumpas tus tiempos creativos y administrativos con tu trabajo.

 

Muestra el mismo compromiso con tu empleo que el que tienes por tus proyectos y el resultado será el que esperas o tal vez aún mejor.

 

 

4. Nunca dejes de aprender

 

La clave es leer, investigar, experimentar. No asumas que ya lo sabes todo, ese es el peor error de un emprendedor. Escucha a toda la gente que tengas que escuchar, asiste a conferencias, reuniones y lugares donde haya gente que comparta las mismas ideas que tú.

 

La retroalimentación es muy importante y sociabilizar lo es aún más. Tenlo en cuenta.

 

5. ¡Escribe!

 

Muchas veces tenemos grandes ideas que nos asaltan a las horas y en los momentos menos esperados. Carga contigo una libreta y escribe todas tus ideas en ella, nunca sabes cuándo las vas a necesitar.

 

También a la hora de establecer tus metas, es de gran ayuda escribir tus pensamientos más relevantes, ya que adquieren un sentido distinto cuando están en tinta que sólo en palabras.

 

Si tu negocio está listo para dar el siguiente paso, acércate a nosotros.

 

Pide tu préstamo AQUÍ

Jimena Martínez

Jimena Martínez

Apasionada de la información. Redactora y gestora de contenido. Mi misión en kubo.financiero es otorgar contenido que te ayude a crecer en el ámbito financiero.

Finanzas para el negocio

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir
New Call-to-action

Suscribete a nuestro Blog