Las tandas no son tan buena idea. Descubre por qué

Seguramente en tu familia o ambiente de trabajo tus compañeros han participado en las famosas tandas. En ellas, se establece una cantidad que cada uno de los participantes aportará ya sea de manera mensual o quincenal y se rifa un número que determina el orden en el cual recibirán la suma de esta cantidad.

 

De modo que si participan 12 personas con $1,000 al mes, eventualmente cada miembro de la tanda recibirá $12,000 en el mes que corresponda su número.

A primera vista, esto parece un método de ahorro bastante eficiente, que además funciona para integrar a todos los participantes. No hay nada malo que pueda pasar.

 

¿Qué pasaría si te digo que en realidad estás perdiendo dinero?

Claro, si tu número va del 1 al 3, no es perceptible la devaluación de tu ahorro. ¿qué tal si tu número es el 12?

La realidad es que no valdrán lo mismo los $12,000 que recibe el número 1 que los que recibe el número 12. Al fenómeno causante de esto se le conoce como inflación. Considerando que todos los participantes de la tanda permanezcan hasta el final, cosa que no siempre sucede, ya que no se trata de un mecanismo de ahorro regulado.

Para comprender mejor el tema, es necesario conocer el valor del dinero a través del tiempo. Cosa que muchas personas no conocen y sin embargo hace la total diferencia a la hora de tomar decisiones con respecto a tu ahorro.

 

Pongamos un ejemplo:

Calculando tus ganancias de una Tanda
Llegas una mañana a la oficina y es un feliz día de quincena. Entonces llega Marthita a organizar una tanda a 10 meses de $500.00 al mes y tú tienes ganas de adquirir un teléfono celular nuevo que tiene un costo de $5,000.00. Parece una gran oportunidad para cambiar tu equipo sin tener que hacerlo a crédito y aceptas participar.

A la hora de rifarse los números, Marthita obtiene el número 1, ya que ella es la organizadora (y seguramente necesita dinero rápido) y tú obtienes el número 10. Pero no importa, porque puedes esperar. Pero sucede que tu ya has aportado puntualmente según lo acordado y Eduardo decide renunciar a la empresa antes de comenzar el quinto mes y nadie vuelve a saber de él. Esto representa una pérdida para todos los participantes menos los números 1, 2, 3, y 4.

Tu has decidido seguir, ya que la renuncia de Eduardo no es responsabilidad de los demás. Al llegar a tu número, sólo recibes $4,000 pero no importa, aún tienes un poco de dinero para comprar tu nuevo celular y vas al punto de venta.

Han pasado algunos meses y el equipo que buscabas ahora cuesta $5,500.00 ¿Realmente recibiste alguna ganancia de haber participado en la tanda? Lamentablemente no. En realidad perdiste dinero que nunca volverá.

Lee también: Por cada 10 aos que dejas de invertir, debes hacerlo el triple

Ganancias en una tanda

¿Te cuento otra mala noticia?

Lo mismo sucede si guardas tu dinero en efectivo en una alcancía o en el rincón más seguro de tu casa.

Afortunadamente existe una manera más inteligente de ahorrar que además de estar regulada, podrá hacer crecer tu dinero de manera segura o con riesgo pulverizado. Compensando este riesgo con una tasa de interés bastante aceptable.

 

¿Quieres conocer a kubo.financiero?

Registrarme ahora

Deja un comentario

Préstamos Préstamos en línea Simulador de préstamo Simulador de inversión