8 opciones para obtener efectivo de emergencia

Opta por las de menor riesgo

Cuando te enfrentas a una emergencia financiera, tener acceso rápido a dinero en efectivo es una prioridad absoluta. Dependiendo de tu situación, es posible que ya tengas opciones preparadas. Pero si no es así, es importante saber dónde buscar para evitar préstamos abusivos y de alto interés.

Para ayudarte, te preparamos ocho formas de obtener dinero de emergencia y el riesgo que implica casa una, para que tomes una decisión informada, asegurándote de obtener los mejores términos posibles para tu situación, con el menor impacto posible. 

También lee: Cómo crear un fondo para emergencias.

 

Efectivo de emergencia  de bajo riesgo

1. Reestructurar deudas existentes

Es posible que puedas negociar mejores condiciones, o reducir los pagos de las deudas existentes. Tal vez puedas ajustar los términos con alguno de tus acreedores para que los pagos sean más cómodos. Esto puede liberar dinero en efectivo para tu emergencia.

Riesgos: Puedes tener que pagar intereses más altos o por más tiempo.

 

2. Acércate con amigos y familiares

Si un pariente o amigo está dispuesto a prestarte dinero para ayudarte a pasar esta mala racha, es posible que puedas pagar un interés muy bajo por el préstamo.

Riesgos: Si no estás de acuerdo con los términos, podría dañarse la amistad o la relación familiar. Sin embargo, no afectaría tu score de crédito.

 

Efectivo de emergencia de riesgo tolerable

3. Solicita un crédito en tu trabajo

Algunos empleadores ofrecen préstamos a bajo interés, para ayudar a sus colaboradores a superar dificultades financieras temporales. Estos préstamos se descuentan en automático de tu quincena y suelen tener intereses bajos.

Riesgos: Si pierdes tu empleo o decides renunciar antes de liquidar el préstamo, deberás reembolsar el saldo en ese momento. Generalmente te lo descuentan de tu liquidación o finiquito. 

 

4. Retirar efectivo de tu tarjeta de crédito

Esta opción te resuelve la situación de manera inmediata.

Riesgos: Los retiros de efectivo tienen una tasa de interés mayor que cualquier compra, así que considera este monto extra que deberás cubrir.

Si tienes la posibilidad de cubrir los gastos de tu emergencia con tarjeta de crédito, probablemente sea una mejor opción, al menos será un crédito más barato.

 

5. Empeñar tus bienes

Siempre compara en por lo menos tres diferentes empresas de empeño antes de decidir. Las tasas de interés, comisiones o incluso la valuación de tus objetos puede variar de una a otra. Recurre a establecimientos formales y avalados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Riesgos: Si no pagas el refrendo y el crédito, la casa de empeño se queda con tu bien.

 

Efectivo de emergencia de riesgo medio alto

6. Hipoteca tu casa

Los llamados créditos de liquidez, te permiten dinero rápido con garantía hipotecaria, es decir, para poder adquirirlo es necesario tener una propiedad que servirá como garantía. Puedes obtener hasta 60% del valor de tu casa. Dado que estos préstamos están garantizados por la vivienda, por lo general tienen una tasa de interés más baja que una tarjeta de crédito o un préstamo personal.

 Riesgos: Si no cumples con los pagos, corres el riesgo de perder tu casa.

 

Efectivo de emergencia de alto riesgo

7. Retirar parte de tus fondos de jubilación

¿Sabías que puedes hacer un retiro parcial de tu ahorro para el retiro vía tu Afore si te has quedado desempleado?

El monto que puedes retirar depende de si estás registrado ante el IMSS o el ISSTE, de las semanas que tengas cotizando y de tu ingreso.

Riesgos: Hacer retiros parciales pone en riesgo tu jubilación. Un descuento a tus semanas cotizadas en tu cuenta de ahorro para el retiro. Estas pueden ser recuperadas vía aportaciones parciales o totales, pero si no, perderás ese dinero y sus rendimientos para el momento de tu pensión. 

 

8. Préstamos abusivos y fraudulentos

Existen empresas no reguladas que ofrecen préstamos exprés, que piden anticipos y prometen dar el dinero sin requisitos, ni siquiera  consultar el Buró de Crédito. Son fraudes o préstamos que podrían cobrarte hasta 400% de interés. 

Verifica que la entidad con la que quieres contratar un crédito, es una Institución Financiera regulada, puedes hacerlo en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres) de la Condusef

Riesgos: Debido a esas altas tasas de interés, puedes terminar atrapado en un ciclo en el que te veas obligado a tomar otro préstamo. Considere agotar primero otras opciones.

Pide tu préstamo AQUÍ

Deja un comentario

Préstamos Préstamos en línea Simulador de préstamo Simulador de inversión