Dale buen uso a tu tarjeta de crédito

Dale buen uso a tu tarjeta de crédito

 

Al tener una tarjeta de crédito, es común emocionarnos y querer usarla todo el tiempo. Si te pones límites y eres consciente con tu presupuesto real al usarlo, te irá mejor de lo que crees.

 

Dar un buen uso a tu tarjeta de crédito es básico para evitar gastar más de lo que puedes pagar. Es común emocionarnos y querer usarla todo el tiempo, pero, ¿cómo evitar el sobreendeudamiento con nuestro plástico? Aunque todo se trata de ponerte límites, hay algunos puntos básicos que debes tener en cuenta para usar correctamente tu tarjeta: 

 

  1. Establece un monto límite. Como máximo, destina el 30% de tus ingresos a pagar deudas, de lo contrario, tu presupuesto se verá afectado.

 

  1. Fija un monto mínimo para usar tu tarjeta; es decir, los gastos que pagarás con ella deben ser mayores, de lo contrario, págalos en efectivo. Así serás más consciente del gasto que estás haciendo. 

 

  1. Planea tus compras. Si piensas comprar muchas cosas, fija prioridades y divídelas por meses, así no sobrepasas tu gasto mensual y no terminas pagando más por los intereses. Además, ten presente el costo de la mora en caso te atrases en algún pago. 

 

Tener presente estos puntos te ayudará a dar un mejor uso a tu tarjeta de crédito, y también de tu presupuesto. Sin embargo, evitar endeudarnos con nuestro plástico y sacar el mejor provecho de ella, también depende del buen uso que le demos en el día a día:

 

  • ¿De qué sirve tener una tarjeta que te permite acumular millas si no te gusta viajar? Si prefieres salir a comer con amigos o en familia, pregunta por una tarjeta que te ofrezca descuentos en restaurantes o bares. Elige un plástico con beneficios de los que puedas sacar provecho.
  • Si piensas hacer una compra grande, no gastes más de lo que puedes pagar en seis meses, o, en caso elijas diferir en cuotas, que éstas no sean mayores a seis; de lo contrario, terminarás pagando mucho más por los intereses.
  • Paga tus compras en su totalidad, siempre y cuando no comprometas otros pagos importantes, de esta manera el pago de intereses será cero. Ten en cuenta que, para ser totalero con tu tarjeta es necesario tener control de cada vez que la uses y saber cuando decir basta. 

 

Por último, parte de darle un buen uso a tu tarjeta y no sobreendeudarte, tiene que ver con estar convencido de que el plástico que tienes es el ideal para ti. ¿Cómo lograrlo? No te quedes con la primera opción y no escojas la que tiene un amigo o familiar, recuerda que todos buscan beneficios diferentes. Compara las opciones, así llegarás a la conclusión si lo que tienes actualmente es lo correcto o puedes buscar algo mejor.

Compara tarjetas de crédito AQUÍ

Artículo escrito por Comparabien

ComparaBien

ComparaBien

Comparabien ayuda a las personas que buscan un servicio financiero a través de un proceso sencillo y fácil de comprender. El usuario descubre qué entidades le ofrecen los mejores beneficios y se adecúan más a su perfil de acuerdo al servicio que está buscando en un solo lugar y realizando el proceso desde su hogar.

finanzas personales, Gastos, tarjetas de crédito

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog