Guía para aprovechar la temporada de rebajas

Cómo distinguir las mejores promociones

Llegó la temporada de rebajas y con ello una amplia diversidad de ofertas y promociones que nos tientan a sacar nuestro guardadito y por fin comprar aquello que hemos anhelado largo tiempo. 

Saber identificar las ofertas que realmente convienen es donde está la clave para poder gastar sabiamente y sin remordimiento. Pero reconocer un buen descuento, que apapache nuestro presupuesto no es fácil, por eso te dejamos unos tips para lograrlo.

 

También lee: Cómo usar de manera segura tu tarjeta de débito

 

Si quieres pagar menos

Lo primero es saber el precio original. Debes corroborar que no subieron el precio antes de rebajarlo. 

Comprar con descuento directo, es la manera más sencilla de identificar el nivel de ahorro y decidir si estás frente a una ganga.

 

Para compras de alto valor

Aquellos productos que  siempre tienen un precio alto o un descuento muy poco significativos como electrónica, son compras que requieren un mayor esfuerzo financiero o un ahorro previo que no siempre tenemos listo. 

Para estos casos, el “compre ahora y pague después”, o los meses sin intereses son la mejor opción. 

Solo recuerda, nunca elijas plazos mayores a la vida útil de lo que compraste. También evalúa si el dinero de la tarjeta de crédito que usarás para esto, no lo necesitarás durante ese tiempo. 

 

También lee: Diferencias entre un crédito revolvente y uno de plazo fijo

 

Para gastar más

Los programas de lealtad como puntos, monederos electrónicos, cupones o descuentos en compras futuras son promociones que a veces perdemos de vista y pueden ayudarnos a ahorrar. Significan dinero para gastar más, pero ojo, generalmente estará cautivo, comprometido con alguna tienda o marca.

Aprovéchalo sobre todo en grandes almacenes, con una gran variedad de productos o en aquellas tiendas donde compras con frecuencia. 

 

No arruines tu shopping

Evita estos errores que podrían desdibujar la sonrisa en esta temporada de rebajas: 

 

  1. 1. Comprar productos que no necesitas. Salir a recorrer los almacenes sin tener una lista de lo que pretendes comprar es aventarte al precipicio de las deudas. Con tantas ofertas es fácil distraerse. 

 

  1. 2. Comprar a la primera. Durante estos días todas las tiendas compiten para atraer tu atención con atractivas promociones, así que no realices tu compra en la primera tienda que visites. 

 

  1. 3. Suponer que es la mejor oferta. No compres pensando que es el único momento que podrás encontrar rebajas. Si algo de tu lista tiene un mínimo descuento o realmente estarás en problemas para pagarlo, piénsalo dos veces. 

Pide tu préstamo AQUÍ

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

finanzas personales, compras de estacionalidad

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog