Los beneficios de rentar

Rompe el mito de que rentar es tirar el dinero

 

La movilidad laboral ha tenido un incremento drástico en la última década. Según datos de la Encuesta Global de Empleo de Kelly Services, 58% de quienes trabajan están dispuestos a cambiar de lugar de residencia. Es un hecho, las nuevas generaciones ya no están anclados a un solo lugar y buscan dicha movilidad como parte de su trayectoria y crecimiento profesional.

Pero no solo la movilidad laboral está dando auge al alquiler. Otras tendencias generacionales como postergar la decisión de tener hijos y darle un importante valor a viajar son factores que están convirtiendo a la renta de casas una práctica común y benéfica para las finanzas personales.

 

Plan de ahorro mientras rentas

Es cierto, comprar casa significa formar patrimonio, sin embargo, en la actualidad existen diversos productos financieros que también te permiten hacerlo. Por ejemplo, invertir tus ahorros para tu retiro. 

Lee también: 3 retos de los milenials para su retiro

Aquí te enlistamos las ventajas económicas de rentar. Haz cuentas y descubre cuánto podrías estar ahorrando para crear y crecer tu patrimonio a través de otras herramientas financieras.

  1. 1.-No tienes la responsabilidad de pagar el impuesto predial

    2.-Reparar desperfectos y dar mantenimiento a la casa son asunto del dueño.

Recuerda, todos los arreglos mayores como cambiar el calentador, o temas de instalación eléctrica no te corresponden.

  1. 3.-Tienes posibilidades de vivir en una casa mejor de la que podrías comprar.

Las rentas son más baratas que las hipotecas. Te sugerimos hacer este ejercicio: investiga cuánto tendrías que pagar por la hipoteca de la casa que alquilas, e intenta ahorrar la diferencia entre lo que pagas mensualmente y lo que te costaría comprarla. Además de acumular un importante ahorro, sabrás qué tan lejos estas de poder volverte comprador.

  1. 4.-Rentar te permite vivir en zonas más céntrica, por lo que incluso podrías vender tu coche y trasladarte en bicicleta y transporte público.

  2. 5.-Si tus ingresos se reducen puedes buscar un sitio más barato y no tienes que echar manos de tus ahorros.

  3. 6.-Si cambias de trabajo y el rumbo no te conviene, puedes mudarte. Vivir cerca del trabajo brinda ahorros significativos.

 

¿Estás listo para rentar? 

Antes de dar el paso hacia la independencia, asegúrate de que estás listo financieramente.

Lo más recomendable es que la renta equivalga a una tercera parte de tus ingresos. Por ejemplo, si vas a rentar un lugar por 5,000 pesos, tus ingresos mínimo deben ser de 15,000 pesos.

Te sugerimos hacer el ejercicio de ahorrar este monto durante 4 o 6 meses, así podrás comprobar si realmente eres capaz de vivir sin ese dinero. Además de la renta, piensa que también debes pagar servicios como luz, internet, mantenimiento, y por supuesto tu alimentación. 

Evalúa tu momento de vida, no es lo mismo si eres estudiante, si tienes tu primer trabajo y te vas a independizar o te vas a casar. 

Si después de este análisis estás listo para emprender hacia tu nueva vida, felicidades, estamos seguros que darás un paso firme y no te agarrará de sorpresa las implicaciones financieras de vivir por tu cuenta. 

Recuerda que Kubo Financiero te apoya en tus nuevos proyectos. Conoce nuestros préstamos personales.



Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

finanzas personales, libertad financiera

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog