Pedir un préstamo ¿Buena idea o mala idea?

Pedir un préstamo ¿Buena idea o mala idea?

Para muchas personas, pedir un préstamo u obtener un crédito es una actividad de lo más normal, ya que se asume que al obtener mayores responsabilidades financieras y al adquirir poder adquisitivo. Para otras personas, vivir con el crédito resulta desagradable, ya que para ellos representa una carga.

 

Siendo honestos, ambos escenarios pueden ser correctos, sin embargo, todo depende de los hábitos financieros de cada persona. El crédito puede arruinar tus finanzas o ayudarte a lograr tus metas dependiendo de cómo decidas manejarlo. A continuación te presentamos distintos casos que te ayudarán a obtener préstamos sin acabar con tu estabilidad económica.

 

1. Buena Idea

Solicitar un préstamo conociendo tu score en el Buró de Crédito.

Mala Idea

Solicitar un préstamo a todas las instituciones esperando que una te lo otorgue

 pexels-photo.jpg

 

¿Sabías que las revisiones a buró que realizan las distintas instituciones financieras para saber si eres buen candidato para obtener un préstamo quedan registradas? Esto hace que si pides varios préstamos al mismo tiempo, éste reporte generará desconfianza en las instituciones, frenando tu oportunidad de obtener un préstamo.

 

2. Buena Idea

Pedir un préstamo para adquirir un automovil.

Mala Idea

Utilizar tu tarjeta de crédito para pagar tu transporte diario .

 pexels-photo-305070.jpeg

Existen aplicaciones que te sugieren el uso de tu tarjeta de crédito para hacer los cargos en transporte, esto hace que pierdas la medida de lo que consumes. Esto deriva en cuentas interminables en tu tarjeta de crédito, al final del periodo de cobro.

 

3. Buena idea

Pedir un préstamo para hacer mejoras en tu negocio

Mala Idea

Solicitar un préstamo para emprender.

 pexels-photo-375904.jpeg

Aunque no es del todo una mala idea, es muy probable que tus inversionistas no estén tan contentos con esta idea. Esto sucede por que al no existir aún un proyecto realizado, aumenta el grado de incertidumbre e incluso la deuda puede jugar en tu contra al no cumplir los objetivos esperados.

 

4. Buena Idea

Solicitar un préstamo para emergencias

Mala idea

Solicitar un préstamo sin un objetivo claro

 

pexels-photo-262438.jpeg

Recuerda que al pedir dinero prestado, estás comprometiéndote a pagar una suma adicional al monto que vas a utilizar. Este monto puede venir en forma de intereses, comisiones, entre otras. Es por eso que debes tener un objetivo claro para que este préstamo no se convierta en una pesadilla cada que tengas que realizar un pago. Si quieres un poco de dinero extra, te recomiendo comenzar con un fondo de ahorro.

 

¡Si estás listo para pedir un préstamo no dudes en solicitarlo!

Solicita tu préstamo

 

 

Deja un comentario