Salud financiera

¿Qué es la salud financiera y cómo alcanzarla?

La salud financiera es el mejor indicador de la capacidad de una persona para prosperar, desde sobrellevar las adversidades hasta lograr sus metas.

Pero, ¿qué es la salud financiera? Es un estado de bienestar que evalúa varios factores como si las personas gastan, ahorran, solicitan préstamos y planifican de manera que les permita ser resilientes y buscar oportunidades de crecimiento.

Seguramente te has preguntado si eres financieramente saludable, o si estás en el camino correcto para serlo; o tal vez estás insatisfecho con tu salud financiera.

En cualquiera de los casos, te compartimos algunos consejos para fortalecer cada uno de los componentes que integran la salud financiera a la que todos debemos aspirar.

El poder del ahorro para mejorar tu salud financiera

En general, todos deberíamos aspirar a ahorrar al menos 10% de nuestros ingresos mensuales. Pero si en tu caso no es posible, cualquier cantidad es bienvenida. Aunque no lo creas, será el cimiento para mejorar tu capacidad financiera.

Una trampa mental es pensar que necesitamos miles de pesos para empezar a ahorrar o tener dinero de sobra, pero la realidad es que ahorrar es ahorrar, aunque sean 100 pesos. Verás que cuando comienzas a hacerlo y te das cuenta cómo va creciendo el monto, te motivarás a buscar formas de gastar menos y ahorrar más.

Este hábito es el camino para la salud financiera, porque te permite construir un fondo de emergencia y no tener que pedir prestado ante una eventualidad. También te permite lograr objetivos a largo plazo. Tener fondos disponibles evitará que ponga estos gastos en tarjetas de crédito y pagar intereses.

¿Cómo ahorrar y reducir gastos?

Para gastar sabiamente necesitas un presupuesto, pues con él podrás mejorar tus hábitos de gasto. Ya sea que utilices una app, un cuaderno o la computadora para presupuestar, debes mantenerte dentro de ese plan financiero. Eso significa usar hábitos de gasto saludables para mantenerte dentro o incluso por debajo de tu presupuesto mensual.

 

Deuda inteligente: cómo usar el crédito a tu favor 

Tener deudas bajo control significa que utilizas el crédito sin comprometer más del 30% de tus ingresos. 

Es la regla de oro en las finanzas personales. Deber más de ese porcentaje pone en riesgo tu economía en caso de enfrentar algún imprevisto. Recuerda que las deudas buenas son aquellas que usas para generar más ingresos, es decir, los créditos productivos. Por ejemplo, en tu negocio para comprar una máquina nueva y producir más, o un auto que te permitirá ahorrar en tiempo y transporte o visitar a más clientes. Si tienes más deudas de las que deberías, pagarlas debe ser siempre una prioridad antes de planear otro proyecto personal.

 

Planea tu futuro financiero

¿Dónde te ves financieramente en cinco años y dónde te gustaría estar? Esas preguntas son parte de la planificación de tu futuro financiero. Tómate un tiempo para averiguar cómo quieres que sea tu vida en el futuro: ¿Necesitas fondos para el retiro? ¿Quieres poder comprar una casa? ¿Necesitarás dinero para los estudios universitarios de tu hijo? Estas preguntas te permitirán plantear objetivos y tener claro lo que necesitas hacer o cambiar para lograrlos. Al centrarse en objetivos a largo plazo, en lugar de solo en gastos mensuales, puedes comenzar a priorizar tu presupuesto de manera que tenga sentido para esas metas. 

Cómo empezar un plan de ahorro familiar:

Establece un presupuesto

Para tener éxito en tu plan de ahorro, es importante que tengas un presupuesto claro y realista. Identifica tus ingresos y gastos, y establece un monto específico para ahorrar cada mes y si es necesario, haz un detox financiero.

Establece metas

 ¿Vacaciones, renovar el auto o un guardarropa nuevo para los niños? Saber para qué ahorrar y cuándo lo necesitas realizar te permite hacer los cálculos y establecer el plan de ahorro.

¡Escribe las metas y ponlas por todas partes de la casa! Saber para qué nos ajustamos el cinturón es un aliciente en momentos de debilidad.

Reduce tus gastos

Dejar de comprar el cereal de moda o eso que no está en la lista del súper significan varios cientos de pesos más en la cuenta familiar.

Reinventa tus planes de entretenimiento

Un segmento en el que fácilmente se pueden recortar gastos es en el entretenimiento. Revisen sus aplicaciones de streaming y decidan juntos cuáles podrían sacrificar en pro del ahorro. Investiguen actividades fuera de casa que no representen gastos elevados. No se trata de no divertirse mientras ahorran, sino de evaluar opciones igual de fantásticas pero a menor costo.

Automatiza tus ahorros

Una forma efectiva de ahorrar es automatizando tus ahorros. Una excelente forma es establecer una transferencia automática de una parte de tus ingresos a una cuenta de ahorro separada para que no tengas que pensar en ello y tus ahorros crezcan gradualmente, una buena herramienta para ello es metas de kubo.financiero.

Evalúa y ajusta tu plan regularmente

Verifica tus gastos y tus metas financieras regularmente para asegurarte de que estás en camino de alcanzar tus objetivos y realiza los ajustes en caso de que lo necesite.

En resumen, la salud financiera es clave para el bienestar económico y emocional de cualquier persona. 

Ahorrar, gastar sabiamente, mantener control sobre las deudas y planificar objetivos financieros a través de la inversión a largo plazo son pasos importantes para lograr la estabilidad financiera. 

Si buscas una opción para invertir en tu futuro, considera kubo.financiero para invertir tu dinero para lograr tus proyectos con rendimientos atractivos.

Deja un comentario