<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1616521048565792&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tus finanzas de los 20 a los 60 ¿Cómo debes llevarlas?

Hablar de finanzas es mucho más que sólo hablar del ahorro y de buena administración. También implica hablar de metas y de los posibles escenarios a los que puedes enfrentarte en las distintas etapas de la vida. La base de una buena salud financiera no se trata de cuánto dinero tienes el día de hoy, sino de saber de cuánto dinero puedes disponer en 1, 10 o 15 años.

 

Por esta misma razón, no es lo mismo hablar de finanzas a los 20 años, a los 40 o a los 60. Sin embargo, todas estas etapas cuentan con condiciones y necesidades distintas y tener consciencia financiera te permite prepararte para las circunstancias que te esperan en la siguiente.

 

Te presentamos nuestras recomendaciones para que tengas una excelente salud financiera en las distintas etapas de tu vida.

 

20’s

- Ahorrar para tu retiro a esta edad parecerá algo precipitado, sin embargo es un excelente momento para comenzar. Tener conocimiento sobre tu AFORE y comenzar a ahorrar el 10% de tus ingresos hará que tus preocupaciones disminuyan.

 

- Vivir por debajo de tu presupuesto es recomendable mientras no tengas gastos considerables como la manutención de un hijo o el pago de una renta toda por tu cuenta. Ahorra lo más que puedas sin dejar de divertirte, haz gastos inteligentes, invierte en tu educación y en experiencias enriquecedoras para tu futuro.

 

- Comienza tu historial crediticio antes de los 30’s, sólo así podrás contar con un crédito automotríz o de vivienda. Ser responsable con tus pagos será la clave para hacer que esto suceda. Te repito, mientras no tengas mayores compromisos, es tu oportunidad para cimentar las bases de tu salud financiera.

 

- Contrata un seguro de gastos médicos con el fin de estar preparado para padecimientos en los siguientes años. Un seguro de esta naturaleza es y será necesario toda tu vida. Mientras más temprano cuentes con este servicio, será más eficiente.

 

30’s

- ¿Ya cuentas con un seguro de vida? Tal vez tus treintas sean la mejor oportunidad para hacerte de uno, sobre todo si ya tienes hijos.

 

- Ahora que tienes el hábito del ahorro, debes pensar en grande ¡Ahorra para un bien inmueble! No importa si de momento te encuentras rentando o si aún vives en casa de tus padres. Antes de pedir un crédito hipotecario realiza un pequeño ahorro para que pagar por tu préstamo sea mucho más sencillo y en menos tiempo.

 

- Los años treinta son perfectos para comenzar un protafolio de inversión. Es el punto medio de tu vida que te permite arriesgar y buscar seguridad al mismo tiempo, solo que en determinados aspectos. Busca el producto de inversión que se ajuste mejor a tu personalidad y a tus hábitos financieros. 

 

 

 

40’s

- Ahorra para la universidad de tus hijos, de esta manera garantizarás tanto tu tranquilidad como su futuro. Gasta menos en las pequeñas cosas que olvidará cuando haya crecido e invierte en cosas que realmente importan como su educación.

 

- Libérate de deudas antes de llegar a los cincuenta. Han pasado los años de gran endeudamiento, para estas alturas te recomendaría dejar de endeudarte y comenzar a saldar aquellas deudas de gran volumen como de crédito automotríz o inmobiliario. No se trata de no utilizar el crédito, sin embargo, trata de evitar compromisos innecesarios por largo tiempo.

 

- Diversificar tu inversión puede hacer crecer el dinero que tienes ahorrado. Si para esta edad aún no haz comenzado a tomarte en serio la inversión, puedes pensarlo dos veces y garantizar tu salud financiera para el futuro dentro de 20 años que te retires.

 

50’s

- Los cincuenta es la edad perfecta para terminar de pagar tu casa y comenzar a disfrutar de ella sin deudas. No importa si es grande o pequeña, si es un departamento o una casa. Contar con un bien inmueble para esta edad es una gran satisfacción que debes saber aprovechar.

 

- Tener 5 veces tu salario de un año para prepararte para el retiro es necesario. Verifica la institución donde se encuentra tu AFORE y cuál es el rendimiento según tu edad.

 

- Piensa en un testamento. No está de más, si ya cuentas con un seguro de vida, puedes complementar esta seguridad designando beneficiarios de tus bienes si en algún momento faltas en tu familia. Procura ir actualizando tu información cuando tus hijos sean mayores de edad para que no se enfrenten con dificultades burocráticas.

 

60’s

- Tener 8 veces tu salario de un año para prepararte para el retiro. Si reduces tus gastos y tu deuda, esto no será una tarea tan difícil al llegar a los sesenta. Tu edad de retiro.

 

- Ajusta tu presupuesto para el retiro. Haz los trámites pertinentes para poder retirar tu AFORE. Puedes hacerlo parte de tu pensión o hacer un retiro completo. Decide sabiamente y comienza a disfrutar del ahorro que has construido en toda tu vida laboral.

 

- Aparta una cantidad de tu ahorro a la inversión para que tu dinero siga creciendo. Reduce el riesgo en tu inversión para garantizar tu estabilidad económica por el mayor tiempo posible.

 

 Haz crecer tu dinero HOY

Jimena Martínez

Jimena Martínez

Apasionada de la información. Redactora y gestora de contenido. Mi misión en kubo.financiero es otorgar contenido que te ayude a crecer en el ámbito financiero.

AFORE, ahorro, inversión

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog