<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1616521048565792&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

6 soluciones para la falta de educación financiera

En un mundo globalizado donde en cada esquina uno se topa con una atractiva llamada al consumo excesivo, se habla poco de lo que es la educación financiera y aun así, ésta se necesita más que nunca. Este problema no es sólo persistente en México, sino a nivel mundial; la educación financiera es el arma para la lucha en contra del consumismo y el bajo nivel económico.

Pensemos en un país de primer mundo como Estados Unidos; este artículo muestra como sólo son 16% de los estudiantes de preparatoria a los que se les exige cursar un crédito sobre finanzas personales para graduarse; mientras que en México, sólo 10% de las instituciones financieras dan educación sobre finanzas personales (ni hablar de las escuelas). Lo que ahora sabemos es que la gente se educa poco en finanzas en un mundo donde la educación financiera nunca había sido tan necesaria.

Los recién graduados no saben usar su dinero, lo que les genera nuevas deudas y mucho estrés, pues tienen una relación con sus finanzas más complicada de lo ésta que debería de ser. Mientras tanto, procastinar al abrir una cuenta para emergencias y retiro es una práctica muy habitual.

¿Cuál es la mejor solución? Nuestro objetivo hoy no es sólo dar malas noticias; queremos decirte que aunque las cosas no siempre pintan bien, hay algo que el día de hoy tú puedes hacer.

1. Darle más valor a ahorrar que a tener

El primer paso, es luchar contra la cultura de consumo en la que vivimos. Es normal recibir presión exterior que invita a gastar y gastar, y se sobrevalora tener lo último en cosas materiales. Tú necesitas sobreponerte a esa cultura, y saber que gana más el que al final invierte más por sus objetivos a largo plazo.

Es muy importante que te mentalices de que lo más caro no es siempre lo mejor ni lo que te va a dar más satisfacción. Ten muy en cuenta las metas que te motivan a alcanzar algo más; como una maestría, tu boda, viaje con amigos, una nueva casa, etc. El beneficio de tener objetivos no es sólo alcanzar grandes logros, sino transformarse a uno mismo en el proceso; una meta puede ser un llamado a la disciplina y a las virtudes que deben de transformarnos.

2. Lee

La lectura es una forma de lucha contra la ignorancia, y cuando se habla de ignorancia financiera, las cosas funcionan de la misma manera. Para aprender, tienes que hacerte el hábito de leer constantemente blogs de finanzas personales e incluso libros sobre dinero y emprendimiento. Aquí te contamos un poco acerca de nuestros libros sobre finanzas personales favoritos, también consulta este link para más opciones de lectura educativa.

3. Trabaja para aprender, no por dinero

Cuando el dinero se convierte en el único y más grande objetivo, los resultados nunca son buenos y la persona se presta a dedicarse a algo tedioso y poco motivante sólo por ser rico. El secreto que no todos conocen es que para tener buenos resultados, debes de trabajar por aprendizaje y crecimiento más que por el sueldo que quieres ganar. Una característica de la gente exitosa es que trabajan por pasión y no por necesidad.

4. Busca la oportunidad de generar activos

Uno de los beneficios de hacerse de buenos hábitos financieros es que se te abrirán los ojos para ver buenas ofertas que casi nadie nota. Siempre estarán presentes las oportunidades para invertir tu dinero, se requiere inteligencia financiera para notarlas. Ya sea que te apasiona bienes raíces, el riesgo, casa de bolsa o aprovechar terrenos en venta para hacer estacionamientos, ten siempre en mente todas las distintas formas de hacer dinero y ten los ojos muy abiertos. ¡No quieras depender sólo de tu sueldo!

5. No gastes el dinero que no tienes

Muchos tienden a confundir a su tarjeta de crédito como el más grande aliado cuando, en su caso, es su peor enemigo. Descuidar el uso de la tarjeta de crédito es equivalente a jugar con fuego. Nuestro mejor consejo es que cada mes hagas una lista de cosas necesarias para comprar con tu tarjeta que sabes que sin problemas puedes pagar en un mes. Creenos, no hay capricho que haga que el estrés y la angustia de endeudarse valga la pena. Da click aquí para leer la guía oficial que te ayudará a usar tu tarjeta de crédito.

6. Habla sobre dinero con tus hijos

No te guardes todos los aprendizajes para ti; piensa que la posibilidad de que tus hijos tengan una buena educación sobre finanzas personales fuera de casa es muy poco probable. No te pierdas este artículo sobre distintas maneras de inculcarle a tus hijos buenos hábitos financieros. ¡Te lo agradecerán algún día!

kubo.financiero puede darte distintas oportunidades de inversión dependiendo de qué modelo de riesgo es el adecuado para ti. Conoce kubo.plazofijo, un producto financiero en el que el riesgo de tu inversión es fijo y depende, más que nada, del plazo y la cantidad a invertir. 

Al mismo tiempo puedes invertir en kubo.impulso, producto financiero en el que tú eliges a los proyectos que quieres impulsar con tu inversión, mientras estás al tanto de su historial crediticio. 

Regístrate para invertir dando click aquí:

Empieza a invertir

También te recomendamos leer: ¡Haz de tu hobby una inversión! 5 formas de hacerlo y 5 consejos básicos para inversionistas primerizos

Isabel Gómez Aguado

Isabel Gómez Aguado

Mexicana egresada de Filosofía por la Universidad Panamericana. Le apasiona leer, escribir, la moda y el arte. ¿Su objetivo en Kubo? Mostrarte que las finanzas son mucho más sencillas de lo que parecen.

Finanzas personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir
New Call-to-action

Suscribete a nuestro Blog