¿Cómo afecta en mi vida el comportamiento del PIB?

Lo que debes saber

La contingencia por el virus Covid-19 ha generado crisis económica, y una caída del Producto Interno Bruto mexicano. En el segundo trimestre de 2020, periodo en el que las actividades no esenciales estuvieron sin operación, el PIB de México registró una caída de 18.9% frente al mismo periodo de año anterior, esto representó la baja anual más alta desde 1981. Pero, ¿por qué pasó esto y cómo afecta nuestra economía personal y vida diaria? 

 

¿Qué es el PIB? 

Para entenderlo, primero recordemos lo que significa el PIB. Es el valor total de los bienes y servicios producidos en un país. En todo el mundo es el indicador que muestra la salud económica de un país. Es un referente del desarrollo y el progreso de cualquier economía, por lo que al tener una caída, significa que el país en cuestión no está generando dinero.

 

El Inegi se encarga de medirlo de manera trimestral con base en encuestas en negocios, hogares e informes gubernamentales. El PIB se obtiene sumando la producción total de cada sector productivo y el gasto, consumo e inversión tanto público como privado, además de las exportaciones. Es decir, se toma en cuenta el consumo que todos los mexicanos hacemos. Desde bienes como comprar despensa, un carro, ropa, una casa; los servicios que usamos como internet, ir al dentista, a lavar el auto; las inversiones nacionales y extranjeras, gastos del gobierno y las exportaciones e importaciones.

 

¿Por qué cayó el PIB en la cuarentena?

La razón de esta caída es multifactorial. Por un lado, como te explicaba al inicio, la emergencia sanitaria llevó al cierre de la gran mayoría de las actividades económicas, lo que ocasionó pérdida de empleos. Además, muchas personas que no perdieron su empleo sufrieron una importante reducción en su salario. 

 

Este aumento en las cifras de desempleo y baja de ingresos hicieron que las personas consumieran menos. Aquellos que afortunadamente mantuvieron su salario intacto, tampoco podían comprar o salir debido al aislamiento social y a los comercios cerrados. Esto afectó los ingresos y las utilidades para las empresas que, como un círculo vicioso, siguieron despidiendo empleados.

 

¿Cómo me afecta el comportamiento del PIB?

Como ves, si el PIB crece más empresas invierten y abren negocios, se generan nuevas fuentes de empleo, es posible aspirar a tener mayores ingresos y una mejor calidad de consumo porque habrá más oferta a precios competitivos. Crecimiento en el PIB se traduce en más bienes y servicios, empleo y más dinero para consumir.

Por el contrario, una baja en este indicador significa aumento en la tasa de desempleo, baja en las inversiones (nadie quiere poner su dinero en un país donde hay crisis) y factores que detienen las actividades productivas.

 

El país empieza a recuperarse

Si bien la tasa de desempleo registró un aumento, de 4.2% en mayo a 5.5% en junio de 2020; Inegi indicó que hay muestras de una primera recuperación.  En junio, pasadas las mayores medidas para contener la pandemia del coronavirus, regresaron al mercado laboral 5.7 millones de personas.

 

En resumen, aunque el término PIB podría parecer frío y distante es una medida que nos impacta, no solo eso, nuestros hábitos y comportamientos de consumo también afectan al PIB. Por ello, mientras tengas finanzas sanas y estables, mantener un consumo constante y responsable es contribuir positivamente con el PIB del país. 


Pide tu préstamo AQUÍ

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

finanzas personales, patrimonio

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog