Cómo aplicar el método KonMarie a tus finanzas

Nada mejor que una tarde de Netflix con unas deliciosas palomitas, ¿cierto? Ya que antes nos hemos tomado la libertad de recomendarte nuestros musts para una tarde de tele, hoy queremos agregar algo más a tu lista.

¿Ya comenzaste a ver la nueva serie de Marie Kondo en Netflix, “La magia del orden”? Es una de esas series que hacen que quieras levantarte a poner manos a la obra en lugar de quedarte a ver unos cuantos capítulos más.

Ya que esto es un blog de finanzas personales, decidimos hacer un análisis sobre la forma en la que el método KonMarie puede ayudarnos a mejorar nuestras finanzas. ¿Quieres saber más? ¡Te contamos!

Ser conscientes sobre lo que tenemos y necesitamos

¿Cuántas veces has decidido comprar algo justo en el minuto en que lo ves? Una de las muchas desventajas de ser una persona desorganizada es que pierdes noción sobre qué cosas tienes. Seguramente te ha pasado que te pones a organizar tu ropa y encuentras prendas que habías olvidado que tenías.

El ser consciente sobre las cosas que te pertenecen te permitirá preguntarte a la hora de querer comprar si realmente necesitas la pieza o no. Si ya organizaste tus cosas, procura mantenerlas así durante todo el año. Incluso te recomendamos crear un inventario para tener en mente cuántas cosas tienes y que así no corras a comprar más.

¡Invierte y gana!

No necesitas más cantidad sino calidad

Vivimos en una cultura que constantemente nos empuja a correr para comprar las últimas tendencias. Pero la realidad es que no es tan importante tener muchísimas posesiones y lo último de moda, sino objetos de buena calidad y que agreguen valor a nuestras vidas. El método implementado por Marie Kondo no te dice que saques de tu casa la mayor cantidad de objetos posible, sino que conserves aquello que te da alegría atesorar.

Aplica lo mismo cuando salgas a comprar para tu closet u hogar; revisa las piezas que te interesan y analiza su utilidad y el material de cada una. Piensa: ¿usaré este objeto en un año?, ¿me durará un año?, ¿por qué lo quiero comprar?, ¿realmente lo necesito?

También te recomendamos: 7 consejos para ahorrar en ropa

Algo que puede ayudarte mucho, si es que eres de una naturaleza más impulsiva, es que cuando te sientas con muchísima urgencia de comprar algo, aléjate de la tienda, piénsalo un día o dos y si realmente ese objeto te da felicidad, cómpralo. ¡O invierte ese dinero! Piensa que en kubo.financiero, lo que ahorres te generará mucho más ganancias. 

¡Invierte y gana!

Organización por categorías

Marie Kondo aconseja organizar todas tus posesiones en 5 categorías: ropa, libros, papeles, komono (distintos tipos de objetos como cargadores, cables, discos, tecnología, etc), y objetos sentimentales. Así como en el método KonMarie, también puedes organizar tu dinero en distintas categorías.

Lee también: 7 formas de aprender a ahorrar en tu primer trabajo

Por ejemplo, puedes implementar estas 5 categorías: gastos familiares, gastos del hogar, inversiones, entretenimiento e imprevistos.

  • Gastos familiares: la educación de los hijos, ropa para ellos, atención médica, etc. Es necesario que elabores un presupuesto familiar. Cada familia es distinta y tiene necesidades diferentes. Te recomendamos leer este artículo para definir el presupuesto familiar ideal para ti.

  • Gastos del hogar: mantener orden y armonía en el hogar es más necesario de lo que mucha gente piensa. Te recomendamos que mantengas algo de tus ahorros listos para cualquier cosa que pueda necesitar tu hogar. Puedes pedir un préstamo en kubo.financiero para mejoras de tu vivienda.

Mejora tu hogar con un préstamo

  • Inversiones: invertir no es para los más expertos, sino para todos. Invertir puede permitirte ahorrar a largo plazo para tus proyectos, o incluso, tu retiro. ¡Anímate! Conoce los proyectos de inversión que kubo.financiero ofrece para ti.

¡Invierte y gana!

  • Entretenimiento: No te olvides de incluir esta categoría en tu planeación financiera, pues necesitamos cosas que nos ayuden a disfrutar en familia, con amigos o incluso con nosotros mismos. ¡Divertirte mientras ahorras es posible! 

  • Imprevistos: Nunca sabes cuando una emergencia o accidente puede llegar, así que más vale que estés preparado. Ten un fondo que sea exclusivamente para cualquier cosa inesperada que se te cruce en el camino. 

Sácale provecho a lo que ya no quieres

Lo que tú ya no usas puede ser de gran utilidad para alguien más. Aprovecha y organiza una gran venta de garage e invierte tus ganancias en los productos de inversión de kubo.financiero. O incluso, puedes donar algunos objetos que todavía sirvan a alguna fundación o algo por el estilo. Recuerda que la generosidad es también una gran inversión.

¡Invierte y gana!

Isabel Gómez Aguado

Isabel Gómez Aguado

Amante de la lectura y las buenas historias. Soy editora web del blog de kubo.financiero porque quiero hacerte ver que no necesitas ser un profesional para tener tus finanzas bajo control.

Finanzas personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir
New call-to-action

Suscribete a nuestro Blog