Cuándo usar un crédito revolvente y uno de plazo fijo

Contrata el préstamo adecuado

Cuando necesitas pedir dinero prestado, el tipo de deuda que adquieres puede hacer una gran diferencia. Contratar un crédito que se adecue a tus necesidades, te ayudará a que los pagos y el plazo sean los más adecuados y así, evitar caer en impago.

 

La principal diferencia entre un préstamo a plazo fijo y una línea de crédito, es lo que sucede con los fondos disponibles, después de que se realice el pago de la deuda. 

En el préstamo a plazo fijo, el capital no puede volver a usarse. Te otorgan el monto una sola ocasión y lo pagas en el plazo estipulado. Mientras que un crédito revolvente, es una línea de crédito, disponible para que uses y pagues las veces necesarias. 

 

Crédito a plazo fijo

La deuda a plazo fijo, es un préstamo con un calendario de pagos establecido. Un crédito automotriz, una hipoteca o un préstamo personal son ejemplos de plazo fijo. 

La institución financiera establece el monto a prestar, los intereses que se pagarán, los intereses moratorios en caso de no cumplir las mensualidades y el plazo. 

 

Puedes utilizarlo para cualquier fin, pues es dinero en efectivo que tendrás en tu cuenta. 

Si bien en los préstamos plazo fijo, una vez que se liquida la línea de crédito, se cierra la cuenta, son excelentes referencias para seguir solicitando préstamos. 

Si eres un buen pagador, sin duda la institución te otorgará un nuevo préstamo. Incluso, podrías ser candidato a tasas preferenciales por un buen historial y manejo de tu préstamo anterior. 

 

Crédito revolvente

Se refiere a las tarjetas de crédito, de tiendas departamentales y autoservicio. 

Un crédito revolvente es aquel que vuelve a tener vigencia, es decir, que puedes utilizar las veces que necesites. Es una línea de crédito en donde la institución establece un monto límite de acuerdo a tu perfil crediticio y capacidad de pago. 

 

Al final de cada fecha de corte, la institución suma todas compras que hiciste utilizando ese crédito, cuando llega tu fecha de pago y liquidas ese monto, la institución lo vuelve a poner a tu disposición para que lo utilices. 

 

Un crédito revolvente no está asociado a un pago fijo, es un dinero disponible permanentemente del que solo debes pagar el monto utilizado mensualmente, solo en caso de no cubrir la totalidad utilizada te cobrarán la tasa de interés acordada en el contrato. Recuerda que antes de contratar un crédito revolvente revises y aclares con la institución la tasa de intereses moratorios. 

 

Las líneas de crédito revolvente pueden ser útiles para las personas o las empresas que tienen ingresos irregulares, y necesitan tener un monto disponible para gastos fijos, o bien para aquellos que tienen gastos inesperados y no cuentan con un colchón financiero. 

 

En resumen, tanto los préstamos a plazo fijo como los créditos revolventes, son herramientas financieras para darte liquidez en tus gastos diarios, proyectos especiales o imprevistos. 

 

Kubo Financiero es una institución financiera que otorga préstamos a plazo fijo. Además, si eres un cliente cumplido puedes renovar tu préstamo antes de liquidarlo. 

 

¿Necesitas dinero para algún proyecto o imprevisto? el crédito es una excelente herramienta. Te otorgamos un préstamo totalmente en línea, seguro y rápido. 

 

¡Solicita tu préstamo ahora!

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

crédito personal, Finanzas personales, tarjetas de crédito

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir
New call-to-action

Suscribete a nuestro Blog