Usa de manera segura tu tarjeta de débito

7 consejos para evitar accidentes

Evita ser víctima de fraudes bancarios. Tu tarjeta de débito es una excelente herramienta de pago, pero debes manejarla con todos los cuidados necesarios. 

 

Las tarjetas de débito son herramientas financieras útiles, que te permiten dejar de usar efectivo, monitorear en qué gastas y tener un mejor control de tus finanzas. Sin embargo, al igual que las tarjetas de crédito, pueden causar problemas si no se usan con prudencia. Sigue estos consejos para darle un buen uso a tu tarjeta de débito y evitar accidentes.

 

  1. Conócete a ti mismo. ¿Eres un comprador compulsivo? Si es así, evita sacar tu tarjeta de débito para gastos diarios o cuando acudas a un centro comercial sin intenciones de comprar algo específico. Planea cuánto efectivo necesitas y adminístralo, así el café de la mañana no se convertirá en un desayuno completo. 

 

  1. Mantén un registro de las transacciones. Utilizar la wallet de la institución financiera e la que tienes tu cuenta, así como llevar un registro personal, te ayudará a no gastar de más. Te sugerimos que al final del día escribas todas las compras y gastos que hiciste con tu tarjeta y la cotejes con tu estado de cuenta mensual. 

 

  1. Cuidado con las domiciliaciones. Además de tus compras, registra los pagos que tienes domiciliados y las fechas en las que se harán los cargos. Esto te ayudará a tener siempre disponible el saldo y evitar que te corten algún servicio y debas pagar recargos. 

 

También lee: Cómo aprovechar al máximo tu tarjeta de débito

 

  1. Elige un NIP inteligente. Intenta una combinación aleatoria de números que puedas recordar fácilmente y evita elegir un NIP fácil de descifrar como el cumpleaños de tu hijo, números en secuencia, o los números de tu teléfono celular. Te sorprendería saber cuánta gente pone como NIP 0000, 1234. Una buena práctica es cambiar el NIP con cierta frecuencia, así refuerzas la seguridad.
  2.  
  1. Revisa diariamente tu cuenta. Usa la tecnología a tu favor. Actualmente, tanto las aplicaciones móviles como la banca electrónica de las instituciones financieras, permiten revisar tu cuenta desde las veces que lo necesites. La sugerencia es verificar al final del día que todo esté en orden, y poder detectar oportunamente algún cargo no reconocido.
  2.  

También puedes configurar alertas. Se trata de notificaciones que llegan a tu celular o correo electrónico cada vez que se hace una compra o se refleja un depósito en tu cuenta.

Esta práctica es especialmente importante con las tarjetas de débito, porque cualquier compra no autorizada, te hará perder dinero tuyo. 

 

  1. Mantén tu plástico en casa. Si no vas a realizar ninguna compra importante durante el día, lo mejor es dejar tu tarjeta en casa. 

 

  1. Tu tarjeta de débito no debe tener tus ahorros. Es un grave error que tengas el dinero de tus ahorros, tus bonos o cualquier dinero extra en esta cuenta. En la tarjeta de débito solo debe estar el dinero de tus gastos corrientes y tus domiciliaciones. Para el resto del dinero, lo ideal es una cuenta de inversión, en la que además de tener el dinero seguro, te genere rendimientos. 

 

También lee: Cómo tramitar una tarjeta de débito

Solicita tu Tarjeta de Débito ¡Gratis!

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

finanzas personales, tarjeta de debito

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog