Guía básica para invertir en ETFs

Incursiona en la Bolsa

Si eres un inversionista que aún no tiene experiencia en acciones, los ETFs son una alternativa segura para dar ese primer paso y familiarizarte con la Bolsa. 

 

Los Exchange Traded Fund (ETFs, por sus siglas en inglés), son instrumentos de inversión relativamente nuevos, que te permiten una máxima diversificación porque son un conjunto de activos que cotizan en bolsa.

El primer ETF surgió en 1993, el S&P Depositary Receipts Trust Series 1, conocido hoy como SPDR S&P 500. Desde entonces, la evolución de esta herramienta de inversión ha sido rápida; al cierre de 2019 la empresa Statista calculó que existían 6,970 ETFs. Pero, ¿por qué han sido tan exitosos? Su costo y resultados son las principales razones. Aquí te explico más. 

 

Los ETFs funcionan prácticamente igual que un fondo de inversión, pero operan como acciones, al igual que los fondos, son portafolios de activos ya sean acciones, bonos o materias primas que buscan replicar el comportamiento de un índice económico. Por ejemplo, el ETF SPDR S&P 500, es uno de los varios ETFs que siguen al índice Standard & Poor’s 500, que engloba a las 500 empresas más grandes de EU y que la mayoría de inversionistas considera como el índice representativo de la bolsa de Estados Unidos.

Esto significa que si decides invertir en cualquier ETF que siga al Standard & Poor’s 500, podrías obtener la rentabilidad (positiva o negativa) que obtiene el mercado norteamericano de una manera diversificada.

 

“En lugar de comprar 500 acciones de estas empresas, puedes comprar un ETF que replique ese índice. De modo que con solo un activo tienes acceso a las empresas más grandes de EU”, nos explicó Omar Carrera, fundador de la plataforma Omar Educación Financiera.

 

Ventajas de los ETFs

  1. 1. Son más baratos que los fondos de inversión. De hecho, es una de las mejores manera de entrar en el mundo de la Bolsa con bajos costos y lograr una sana diversificación en tus inversiones.
  2. 2. Al igual que las acciones, se cotizan en la Bolsa de Valores pero sus costos de operación son menores, es decir las comisiones que tienes que pagar. De acuerdo con Omar, “tienen comisiones menores que los fondos de inversión. En promedio la comisión es de 0.05% de lo que estás invirtiendo, frente a los fondos de inversión que están entre 2% y 3%”.
  3. 3. Representan la propiedad proporcional sobre una cartera de inversiones, o sea que eres dueño de un pedazo pequeño de un portafolio enorme constituido por muchos instrumentos.
  4. 4. Se pueden comprar y vender a diferentes precios del mercado durante el horario bursátil, tal y como pasa con las acciones, mientras que los fondos de inversión solo se compran o venden al precio del cierre del día. 
  5. 5. La mayoría de los ETFs publican constantemente, algunos diariamente, su cartera o tenencia de valores, mientras que los fondos de inversión hacen una publicación mensual o trimestral. Esta diferencia te permite evaluar en qué está invirtiendo el ETF que vas a adquirir. 
  6.  

Empieza a invertir AQUÍ

¿Cómo se adquieren y en qué me debo fijar?

Se pueden comprar en la Bolsa de Valores, de la misma manera que compras acciones. Necesitas abrir una cuenta en una casa de bolsa, para tener acceso. 

También existen plataformas que te permiten hacerlo. El monto mínimo depende de cada una, hay opciones como GBMBroker, que te permite invertir desde 1,000 pesos. 

 

Par analizar un ETF hacemos lo mismo que con un fondo de inversión: hay que fijarse en su cartera de inversión, en qué está invirtiendo, qué acciones tiene, de qué sectores, de qué empresas, en qué porcentaje. 

 

“Otra cosa que debes analizar son los rendimientos pasados, que si bien no significa una tendencia a futuro, sí te ayuda a ver cómo le ha ido y qué podrías esperar. También evalúa las comisiones. Fíjate también en la liquidez, eso significa qué tan fácil es que vendas. Qué tanta bursatilidad y las condiciones que te pone el ETF en cuanto a plazo mínimo que debes tenerlo”, explicó Omar.

Como nos cuenta el experto en finanzas personales, existen tres tipos de ETFs: físicos, sintéticos y apalancados, sin embargo, señala que “el físico es el más común, es el que tiene acciones y es el que recomiendo para iniciar en este tipo de instrumentos. Los otros dos son más sofisticados, para los inversionistas con más experiencia en la Bolsa”. 

 

Los ETFs para empezar

Estas son algunas de las sugerencias que Omar nos invita a evaluar como posibles primeras inversiones en ETFs.

“Me gusta recomendar Vanguard, un broker de ETFs que cobra comisiones muy bajas, al no ser una empresa lucrativa. Además, tiene una amplia diversidad”.

 

  • -VOO. Cobra comisiones anuales muy bajas (0.03%), con un costo promedio de 280 dólares. Es el ETF que sigue al S&P 500.
  • -VTI. Este ETF abarca a todas las acciones de EU no solo a las 500 más grandes, sino cerca de 3500 empresas, incluso pequeños y medianos negocios.

“Son los dos básicos, mucha gente lo utiliza para el retiro, es algo seguro que en promedio te va a dar 10% en dólares al año”. añade. 

 

  • -VNQ. Es una cartera diversificada de bienes raíces en EU, instrumento dolarizado que te protege de devaluaciones. Paga un dividendo entre 2 y 4% al año. 
  • -VGT, es un ETF que sigue a empresas tecnológicas, las más grandes de tecnología, en su mayoría de EU. “Los resultados que ha dado frente a S&P 500 han sido superiores. Los rendimientos son más interesantes, pero el riesgo es mayor porque te estás enfocando solo en el sector tecnológico”, explica Omar. 

 

Ahora que ya sabes de qué van los ETFs y sus ventajas, evalúa si estás listo para probarlo. Por supuesto, busca más asesoría profesional para estudiar tus objetivos personales y metas de inversión.

 

Empieza a invertir AQUÍ

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

ahorro, inversión

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog