Guía para salir de deudas

No seas rehén de tu dinero

 

Hay diferentes motivos que te pudieron llevar a un momento de inestabilidad financiera. Ya sea una mala administración de tus ingresos; el uso indebido de créditos, o imprevistos, tener múltiples deudas desequilibran tus gastos variables y pueden poner en aprietos tu economía familiar. 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, solo 3 de 10 mexicanos elabora un presupuesto mensual, para llevar un registro de sus gastos e ingresos, y de ellos, 64% lo hace de manera mental. Así que en conclusión, son pocos los que saben con exactitud cuánto ganan, pero sobre todo cuánto gastan al mes. Esto abre la posibilidad de entrar en situaciones de endeudamiento fácilmente.

 

Te decimos cómo evitarlo, y si ya estás en ese problema, cómo solucionarlo. 

 

Paso 1. Ten control de tu dinero

  • Define metas financieras. Enfócate en lo que quieres lograr a corto, mediano y largo plazo. Con objetivos claros, evitarás hacer gastos innecesarios.
  • Realiza un presupuesto por escrito. Registra tus gastos diarios, así puedes darte cuenta fácilmente en qué gastas tu dinero y que podrías destinarlo al ahorro.
  • Buenos hábitos financieros. Ahorrar no significa meter en una alcancía la morralla que te sobra, sino definir una cantidad fija. Otro buen hábito es contar con un colchón financiero de lo equivalente a 6 meses de tus gastos fijos.

 

Paso 2. Antes de adquirir una nueva deuda

 

  • Enumera las actuales. Haz una lista en donde incluyas montos, plazos e intereses. Esto te dará un panorama claro de tu nivel real de endeudamiento y capacidad de pago. 
  • Reduce tus gastos. Se tiene que hacer un cálculo adecuado y eliminar de tu presupuesto los gastos hormiga (cafés, dulces, taxis, etc.).
  • Arma tu plan de pagos. Recuerda que lo importante es no dejar de pagar. A la deuda que marcaste como prioritaria, debes abonar parte del dinero ahorrado para comenzar a pagar a capital y no generar intereses. 

 

Paso 3. Qué hacer con tus deudas actuales

  • Las más caras. Detecta cuáles son las deudas con las tasas más elevadas y ponlas en el número uno de pago. 
  • Las de mayor monto. Si las tasas de interés son similares en tus créditos, empieza por pagar la mayor cantidad posible, pues es donde estás generando mayor cantidad de intereses. 
  • Consolidación de deuda. Puedes traspasar el saldo de varios créditos a uno solo. La clave está en contratar el crédito que ofrezca mejores condiciones que las actuales. Conoce las alternativas de consolidación de Kubo Financiero.

 

También lee: Guía para consolidar tus deudas

 

Conserva un buen historial crediticio, pues es la llave a créditos futuros. Recuerda que el financiamiento bien usado es una excelente herramienta para crecer tu patrimonio.

Pide tu consolidación AQUÍ

*Con información de la CONDUSEF

EFI_redes+sociales_Ahorro+o+pago+mis+deudas

 

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

finanzas personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog