La clave para hacer rendir tu quincena

La clave para hacer rendir tu quincena

Es más fácil de lo que siempre has pensado

Con los precios que suben y los salarios que poco aumentan, es necesario pensar en cómo sobrevivir la quincena. Para esto te compartimos una herramienta muy útil que te servirá para no quedarte con lo mínimo.

La herramienta de la que estamos hablando es el presupuesto. Parece algo muy complicado, y hecho solo para los que tienen mucho dinero, pero esto no tiene nada que ver.

Las malas finanzas pueden presentarse tanto en las personas con pocos y muchos ingresos. Una tía que tiene su propio negocio gana bastante dinero (según nos cuenta), pero siempre tiene problemas económicos porque gasta de más.

Entonces tener malas finanzas no es una cuestión de ingresos, sino de falta de presupuesto y metas claras. Por ello, en esta ocasión te vamos a dar unos consejos para que puedas mejorar tus finanzas.

 

¿Qué es un presupuesto?

Un presupuesto personal sirve para estimar los gastos, ingresos y recursos personales de un periodo en específico, que es utilizado para conocer el presente y el futuro de tus finanzas.

Lee: Administra mejor tu presupuesto: regla del 50-30-20

¿Cómo elaborar un presupuesto?

Elaborar un presupuesto es muy sencillo y lo puedes hacer tan detallado como quieras. Entre más preciso sea, más útil te será para identificar oportunidades de ahorro.

 

Paso 1. Identifica cuánto dinero recibirás durante el periodo que estableciste para tu presupuesto. Puede ser semanal, quincenal o, preferentemente, cada mes, para que tengas un panorama más completo.

Paso 2. Haz una lista de todos los posibles gastos que tendrás.

Paso 3. Establece cuánto quieres ahorrar y resta esa cantidad a tu estimación de ingresos. Con el dinero que te sobre, establece un límite para cada gasto. De esta manera, sí o sí, podrás lograr un ahorro.

Es muy importante que elijas una meta financiera específica para tu ahorro, de esta manera, te sentirás motivado a alcanzarla. El ahorro puede ser para estudiar, viajar, independizarte, comprar un coche, comprar una casa, en fin, para consentirte.

Sin embargo, no te olvides de ahorrar para otras metas importantes como tu retiro, la educación de tus hijos (si los tienes o los planeas tener) o para alguna emergencia tuya o de tu familia.

Te podría interesar: ¿Cómo crear un fondo de emergencia?

 

¿Cómo cumplir tu presupuesto?

Esta es la parte difícil. Sabemos que no nos gusta reprimirnos porque YOLO (you only live once, lo que se puede traducir como: solo se vive una vez). En efecto, pero si piensas en tus metas podrás hacer un esfuerzo para cumplirlas aunque parezcan imposibles.

Entonces, lo más eficiente es hacer registro de gastos diarios e ir restando esos gastos de tu presupuesto. De esta manera, sabrás cuánto te va quedando de dinero para no sobrepasarte (tanto). Algunas veces te puedes exceder un poco, pero lo importante es aprender e intentar respetar tus límites establecidos.

Usa aplicaciones como Finerio para que se registren los gastos que realizas con tus tarjetas de crédito o débito y se resten automáticamente de tu presupuesto. Finerio te permite vincular tus cuentas bancarias para tener toda tu información financiera en un solo lugar. Solo tendrás que registrar tus gastos en efectivo y así construir un panorama más completo.

Lee también: 5 pasos para que tu quincena dura más

 

¿Cómo hacer para que el dinero rinda?

Una vez que tienes tu presupuesto bien detallado y vas registrando tus gastos, podrás revisar cuáles se pueden disminuir. Revisa cada aspecto: alimentación, hogar, entretenimiento, transporte, según tu estilo de vida.

En los gastos del hogar, puedes cambiar productos de marcas reconocidas por genéricos. Busca tiendas al mayoreo o que vendan marcas propias o productos nacionales como Tiendas 3B, Neto o El Zorro.

Si donde vives los servicios son muy caros, considera la posibilidad de mudarte a una zona más barata. Tal vez, conviene este cambio para cumplir otras metas.

Busca en tu presupuesto los gastos más altos y trata de disminuirlos. Pero no te olvides del gasto hormiga, es decir, esos gastos pequeños que parecen no ser relevantes, como agua embotellada, café en la calle, papitas, esquites, propinas, comisiones, entre otros. ¡Estos gastos pueden sumar más de 15 mil pesos al año, según la Condusef!

 

¿Qué hacer cuando la quincena no alcanza?

Es probable que nos falte dinero para todas tus metas, sobre todo si tus ingresos son bajos. Muchas veces es necesario recurrir a otras fuentes de ingresos adicionales. Algunas de las actividades más redituables son:

  • Ser conductor de aplicaciones de transporte, como Uber, Cabify, Didi, Beat o Blabla car. Si solo quieres reducir tus gastos sin ganar mucho, en los traslados a tu trabajo puedes usar Waze.

  • Rentar o compartir habitación en Airbnb o Dada Room.

  • Ser un agente de seguros. Quizá no es lo más emocionante, pero te puede generar un buen ingreso extra y puedes ayudar a las personas cuidar de su futuro.

  • Crear tu propio negocio. Para empezar puede ser algo pequeño, pero luego, se irá perfeccionando tu idea, si trabajas constantemente en ella.

A lo largo de todo estos pasos, puedes ver que la clave es tener metas lo más específicas posibles que te motiven. Con ayuda de un presupuesto así como de un registro de gastos, puedes llegar al final de quincena, con un ahorro para cumplir lo que te propongas.

Lee el artículo original: ¿Cómo hacer para que el dinero rinda?

Empieza a invertir AQUÍ

Deja un comentario