Las finanzas y la salud mental están conectados

Evita caer en el círculo vicioso

 

Una mala salud financiera puede afectar la salud mental de la persona, provocando estrés, depresión, ansiedad y alcoholismo. A la inversa, padecer alguno de estos trastornos aumenta la posibilidad de tener problemas financieros.

 De acuerdo con el informe Paying with our health, de la American Psychological Association, el estrés crónico producido por aspectos financieros afecta la salud mental. Los gastos inesperados, la falta de ahorro para la jubilación y los tratamientos médicos son los tres principales detonadores de estrés financiero. Según el informe, la ansiedad permanente por el dinero conlleva a conductas de alto riesgo como el abuso de alcohol y drogas, excesos con la comida o comportamientos sedentarios que contribuyen a empeorar la salud mental y física de la persona.

 

Problemas comunes entre el dinero y la salud mental:

  •  Situaciones que desencadenan sentimientos de ansiedad y pánico. Por ejemplo, recibir estados de cuenta. Incluso puedes sentirte ansioso por gastar, aún cuando puedas pagarlo.
  • Si te sientes desanimado o deprimido, es posible que te falte motivación para administrar tus finanzas.
  • Gastar puede provocar que mejore tu ánimo, por lo que podrías caer en un comportamiento de comprador compulsivo para sentirse mejor anímicamente.
  • Pasar por un período de manía puede llevarte a tomar algunas decisiones financieras impulsivas.
  • Si un problema de salud mental afecta tu capacidad para trabajar o estudiar, eso puede afectar tus ingresos.
  • Estar endeudado puede causar sentimientos continuos de estrés.
  • Preocuparse por el dinero puede provocar problemas para dormir.
  • Los problemas de dinero pueden afectar tu vida social y tus relaciones. Puedes sentirte solo o aislado.
  • Tener problemas de salud mental como estrés y depresión, alcoholismo y drogadicción pueden afectar las primas de tu seguro, por lo que terminarás pagando más.

 

Te compartimos cinco pasos para poner en orden aspectos clave que te ayudarán a no caer en el círculo vicioso

 

  1. Organiza tus finanzas

Es el primer paso para sentirte en control. Crea un presupuesto realista. Administra tus deudas, limítate a un presupuesto semanal y revisa qué tanto lo cumpliste al final de la semana.

Utiliza plataformas financieras que te permitan ahorrar en subcuentas separadas, eso  evitará que te gastes el dinero destinado a otros rubros. Con la wallet de kubo.financiero, puedes administrarte de manera sencilla y práctica.

Te puede interesar: Mejora tus finanzas con estas herramientas gratuitas online

 

  1. Conoce tus patrones con el dinero y tu estado de ánimo

Es útil llevar un diario de tus gastos y tu estado de ánimo. Intente registrar lo que gastó y por qué. Anota también cómo te sentías antes y después. Esto podría ayudar a resolver cualquier desencadenante o patrón.

Estar consciente de estos patrones te ayudará a evitarlos.

 

  1. Prevé imprevistos

Nadie planea tener una crisis, pero tener un fondo de emergencias y estar asegurado en varios rubros (salud, coche, casa) te ayuda a sentirte seguro y reducir el estrés en caso de eventualidades. Revisa qué coberturas tienes y cuáles es vital contrates cuanto antes.

 

  1. Candados para gastar menos

Intenta darle tus tarjetas a una persona de confianza o colócalas en un lugar de difícil acceso.

Haz que sea más difícil gastar dinero en línea. No guardes los datos de tu tarjeta en sitios web. Otra buena idea para evitar hacer grandes compras es configurar tus cuentas bancarias para limitar los montos.

Encuentra formas de retrasar la compra. Podrías decirte a ti mismo: “Compraré esto mañana, si todavía me parece buena idea”.

 

  1. La salud es un pilar importante

Cuidar tu cuerpo con las horas de sueño necesarias, hacer ejercicio, comer bien, socializar con personas que te apoyen y participar en actividades de ocio (incluso cuando no te apetezca) son otros factores que ayudan a mantener una buena salud mental y en consecuencia, poder controlar mejor tu economía personal. 

 

Cuidar cada aspecto de tu vida te garantizará estabilidad y tranquilidad, pilares clave para hacer frente a cualquier crisis que pueda ocurrir. Recuerda, nadie estamos exentos de vivir momentos difíciles y hay que estar preparados.

Abre tu cuenta y ahorra AQUÍ

 

Deja un comentario