Qué hacer para que te den un crédito

Cómo obtener un crédito sí o sí

No se puede ir por la vida pagando todo “de contado”, a menos que seas el hijo de Carlos Slim o el ahijado de Warren Buffet.

Como no todos tenemos la grata fortuna de ser parientes de algún magnate, te compartimos algunos tips para que te autoricen ese crédito que tanto necesitas.

 

 

¿Qué es deuda y qué es crédito?

Atención con esto porque muchas veces confundimos las cosas y luego nos andamos lamentando por las calles de la ciudad. 

Deuda: Es eso que no te hace crecer ni a ti, ni a tu dinero.
Algo así como pedir un crédito para comprar un departamento que está en la misma isla de Acapulco en donde Luis Miguel tiene su pent house.

¿Qué ganas con eso? Solo status.

A continuación te dejamos un escenario mil veces mejor que el anterior:

Crédito: Supongamos que pides un crédito para comprar el departamento que está en la misma isla de Acapulco en donde Luis Miguel tiene su pent house pero decides que es mejor idea rentarlo por Airbnb en lugar de presumirle a tus amigos tu nueva adquisición.

¿Lo ves? Esa es la pequeña gran diferencia.

Abusados con eso.

 

Adquirir un crédito está bien

Primero hay que quitarse la idea de que “tener un crédito” es peligroso. Si te organizas para realizar tus pagos en tiempo puede ser una de las mejores herramientas financieras para cumplir tus proyectos.

La parte padre de adquirir un crédito es que puedes utilizar ese dinero de manera rápida, comienzas a tener historial crediticio, te dan chance de pagarlo después y con el tiempo puedes adelantar pagos o disminuir intereses.

 

 

Crédito: un arma de dos filos

Si no sabes para qué quieres ese dinero, no pidas un crédito. No tiene caso.

Si es para echar a andar un negocio o algo que te genere más ganancias, solicítalo.

Toma en cuenta que vas a terminar pagando un poco más del dinero que te prestaron (intereses).

Y por sobre todas las cosas, tienes que comprometerte a pagar a tiempo, tal como lo establezca la empresa financiera que te hizo el préstamo.

 

 

Pasos a seguir para que te digan que SÍ

Las empresas financieras son entes del más allá que tienen un detector de mentiras instalado por todas partes.

Si mientes, te van a cachar y segurito que te mandarán lejos.

Primer paso: No tengas miedo a decir cuánto ganas

Muestra tus comprobantes de ingresos (recibos de nómina o estados de cuenta).

Esto medirá tu capacidad de pago y con base en eso determinarán cuánto es el dinero que te pueden prestar.

Segundo paso: Habla de tu historial crediticio

Si en algún momento de la vida tuviste un adeudo cuéntales (recuerda que las financieras lo saben todo). Todo queda registrado en tu historial del buró de crédito.

La idea es que si vas a pedir un nuevo crédito estés limpio de cualquier deuda. Así será más sencillo que te autoricen el crédito que estás pidiendo.

Tercer paso: No te desesperes

Si no te autorizan el crédito, mantén la calma.

No vayas a solicitar otro crédito con OTRA financiera.

Todos tus movimientos quedan registrados y no te van a autorizar futuros créditos si ven que le andas pidiendo prestado a todo mundo.

Tienes que detenerte a evaluar cuáles son las mejores opciones para ti, todas las empresas financieras son distintas.

Si te niegan el crédito, espérate (mínimo) 20 días para solicitar otro crédito a las instituciones financieras.

 

 

Esos tres puntos son fundamentales para convertirte en buen candidato a créditos. 

Suerte. Sé lo más claro, seguro y sincero posible.

Pide tu préstamo AQUÍ

créditos, finanzas personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog