Qué es el CAT de tus créditos

Qué es el CAT de tus créditos

 

El Costo Anual Total (CAT) significa el costo que tendrá un crédito durante un año. Conocer este porcentaje en cualquier crédito es relevante pues te facilita comparar el costo del financiamiento de productos como crédito personal, tarjeta de crédito, crédito automotriz, entre otros. Una vez que decides contratar un crédito, te indica cuánto te va a costar anualmente. Toma en cuenta que en este porcentaje no está incluido el IVA de las comisiones y de los intereses a pagar.

 

Cómo se calcula el CAT

El CAT se calcula con una metodología establecida por Banco de México; sin embargo existen diferentes elementos o componentes para su cálculo.

Cuando pides un préstamo, no solo pagarás el capital más los intereses, sino que existen costos asociados que terminan conformando el costo anual total de créditos. Algunos de estos costos son por ejemplo las comisiones por apertura (estudio del crédito), gastos de administración del crédito, intereses ordinarios y cualquier otro tipo de cargo que debes pagar.

El CAT es el cálculo donde se contempla el pago de todos los cargos relacionados a un financiamiento, por ello suele ser un porcentaje mayor en porcentaje que el de la tasa de interés. De ahí que cuando vamos a  tomar un crédito no solo tenemos que comparar la tasa, pues el CAT es finalmente lo que pagaremos ya que incluye estos gastos extra.

Lee también: Por qué la tasa de interés en tu tarjeta de crédito no siempre es la misma

Pide tu préstamo AQUÍ

Diferencia entre CAT promedio y CAT contratado

El CAT Promedio es el que las instituciones financieras utilizan en su publicidad, indica el CAT que otorgan al promedio de sus acreditados, sin embargo puede ser distinto al que firmes en tu contrato de crédito, el cual se definirá de acuerdo a las condiciones crediticias que te otorgue la institución.

De acuerdo con la Ley de Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, los otorgantes de crédito tienen la obligación de informar sobre el CAT a sus clientes en los estados de cuenta, en la publicidad y en las sucursales. Incluso, las tiendas departamentales, Sociedades Financieras Populares (SOFIPO) como Kubo Financiero, Sofoles y Sofomes, deben detallar en su publicidad el costo total de un préstamo.

 

Calcula el CAT de tu crédito

Organismos como Profeco, Banxico y Condusef cuentan con calculadoras y simuladores que te ayudarán a conocer con exactitud el costo de tu crédito. Para utilizarlas necesitas tener la siguiente información:

  • Monto del crédito
  • Periodicidad del pago 
  • Monto de los pagos
  • Monto por cargos adicionales (sin IVA)
  • Tipo de tasa de interés (fija, variable)

 

¿El CAT lo es todo?

Entre tanta oferta crediticia en distintos productos, parece complicado elegir la mejor alternativa, que en términos simples debe ser el crédito más barato. Sin embargo, el CAT no es el único indicador que te ayuda a definir esto. La Condusef comparte estas recomendaciones para elegir el crédito adecuado:

Lee también: 4 miedos que enfrentas al pedir un nuevo crédito

 

  1. Compara los beneficios. Cada institución financiera te ofrecerá cosas distintas por ejemplo, reducir tu tasa de interés por pago puntual, programas de lealtad, nuevos créditos, etc. Elige el crédito cuyos beneficios puedas aprovechar mejor. 
  2.  
  3. Lee tu contrato antes de firmarlo. Si ya tienes en mente alguna institución, lee detenidamente el contrato, las cláusulas de penalizaciones y por ejemplo intereses moratorios.
  4.  
  5. Considera las comisiones. Por ejemplo: cuánto te cuesta la apertura del crédito o algún otro costo extra. 

Pide tu préstamo AQUÍ

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

créditos, deudas, finanzas personales, CAT

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog