Hola Code: una alianza que empodera a migrantes

Kubo Financiero: pionero en apoyar a los mexicanos que regresan al país

 

Kubo Financiero, Hola Code y Kiva crean una alianza que busca potenciar al talento emprendedor de los migrantes con una solución viable para integrarlos al mercado laboral de una forma rápida y eficiente. 

 

Esta triple alianza, permite a los migrantes mexicanos que regresan al país, por primera vez, capacitarse y aprender uno de los oficios que están dentro de los más demandados, a fin de prepararlos y ofrecerles una herramienta que les permita incorporarse rápido a la vida capitalina. 

 

El entorno digital exige que las empresas se desarrollen y crezcan en un mundo tecnológico, de ahí que el oficio de programador esté dentro del las 10 profesiones más demandadas. Además, de acuerdo a la plataforma de búsqueda de empleo Hire, 1 de cada 5 ingenieros de software aprende por su cuenta, por ello es totalmente viable que en cinco meses los migrantes puedan adquirir todas las habilidades necesarias para desarrollarse dentro de este oficio. 

 

Kubo Financiero es la primera institución financiera que brinda una alternativa viable a personas con este perfil específico, a quienes con anterioridad se les había negado un crédito o una oportunidad para empezar de nuevo en otras instituciones. Desde el establecimiento de esta unión en agosto del 2018, se han beneficiados a 17 egresados.

 

Marcela Torres, fundadora de Hola Code, creó este programa con el objetivo de ofrecer una alternativa viable a los mexicanos deportados. La idea surgió con el fin de crear “un programa de reintegración que pudiera facilitar la reincorporación de los migrantes a la sociedad mexicana de una manera pronta y eficiente”, comentó Alejandro Mora, encargado de la inclusión financiera en Hola Code.

 

Elegimos la programación por ser “un sector meritocrático en el cual no es necesario tener un título universitario para formar parte de él”, agregó Mora. Además, los salarios son competitivos y existe, hoy en día, una gran demanda de programadores en México. Cabe mencionar que Hola Code recibe migrantes en distintas etapas, ya sea retornados, refugiados o deportados, con el fin de enfocarse en su objetivo social.

 

Lee también: Tres consejos para hacer dinero con tus talentos

 

El proceso de aplicación para un migrante comienza en el portal de Hola Code, en el cual la persona llena un formulario y espera a ser contactado por el equipo de recursos humanos. Si el aspirante cuenta con los requisitos necesarios, es llamado a una entrevista y posteriormente se le dice si fue aceptado o no. En caso de ser admitido, la persona contará con un paquete que incluye un programa de inmersión a distintos modelos de programación y fondos suficientes para contar con una manutención por los cinco meses que durará el curso. 

 

Este plan de estudios tiene costo, sin embargo, el migrante no tiene que pagarlo hasta que concluya, momento en el que Kubo Financiero entra en escena. 

 

Cuando el curso de programación concluye, y el equipo de talento de Hola Code le ayuda al egresado a conseguir un empleo, con alguno de sus socios estratégicos de contratación como Santander y Accenture, los egresados pueden solicitar un préstamo a Kubo Financiero para saldar su deuda con Hola Code. El objetivo es que el egresado pueda pagar la deuda de su curso con su nuevo salario, el cual en promedio será de 33,000 pesos mensuales. 

Kubo Financiero les ofrece una tasa preferencial del 12% y la opción de distintos plazos de pago y poder. De esta forma, el migrante puede comenzar a establecerse como una persona financieramente independiente y reintegrarse a la sociedad de una forma más ecuánime.




Ximena Rosillo

Ximena Rosillo

Energética y curiosa. Corro por el mundo (literalmente). Amante del café, la lectura y el marketing de contenido, en ese órden. Creo que la escritura es una de las mejores formas de comunicar aquello que no podemos decir.

Fintech, Tecnología, Trabajo

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog