9 claves para utilizar tu crédito de forma responsable

Vuélvete deseable para los bancos

 

Las tarjetas de crédito o un crédito personal no vienen con un manual que indique cómo usarlos de manera responsable. Es posible que hayas aprendido por las malas sobre los efectos devastadores del mal uso del crédito, pero nunca es demasiado tarde para empezar.

 

Para aquellos que aún no han comenzado a construir su crédito, tomarse el tiempo para aprender buenos hábitos les dará una ventaja financiera de la que pueden beneficiarse a lo largo de su vida.

 

  1. Si recién estás comenzando con tu primera tarjeta de crédito o crédito personal, tómalo con calma. No salgas corriendo a comprar lo que sea. De hecho, nunca debes usar el crédito sin haber planeado la compra. El objetivo de este tipo de créditos no es comprar cosas para las que no tienes capacidad de compra, sino financiarte durante unas semanas o aprovechar comprar a pagos mensuales.

 

  1. Una forma de acostumbrarse a la tarjeta de crédito, por ejemplo, es usarla para una pequeña suscripción mensual u otra factura recurrente como el celular. Deja que este sea el único cargo que realices en tu tarjeta de crédito durante dos o tres meses. Esto ayudará a mantenerte por debajo de tu límite de crédito y pagar el saldo en su totalidad todos los meses, dos hábitos que tendrán un efecto positivo en tu score de crédito.

También lee: Diferencias entre tarjeta de crédito y débito

 

  1. Una vez que tengas el hábito de pagar tu crédito en su totalidad, podrías usar tu tarjeta de crédito para compras un poco más grandes. Asegúrate de que nunca te endeudes lo equivalente a más del 30% de tus ingresos.

 

  1. Cuando realices una compra con tarjeta de crédito, aparta el efectivo para no gastarlo antes de que llegue la fecha de pago.

 

  1. Después de varios meses de usar tu tarjeta de crédito o un crédito personal de la manera correcta, es probable que la institución financiera aumente tu límite de crédito o te ofrezca un crédito personal mayor. Aceptarlo y darle buen uso, es  un buen paso hacia financiamientos más grandes como el de un auto o una casa, pues estarás demostrando que eres capaz de manejar créditos mayores.

 

  1. Usar una tarjeta de crédito de la manera correcta requiere autodisciplina. Tendrás que decirte “no” cuando quieras usar tu tarjeta de crédito para hacer una compra que sabes que no podrás pagar en su totalidad.

 

  1. Comienza con una sola tarjeta de crédito, para que tus pagos sean manejables. Varios saldos con diferentes fechas de vencimiento pueden causar confusión, lo que a su vez puede generar deudas y un score crediticio bajo.

Te puede interesar: ¿Cómo reunificar deudas en una sola institución?

 

  1. La mayoría de las instituciones financieras permiten ver la actividad de tu cuenta en línea o descargar una aplicación para verificar rápidamente el saldo y movimientos desde tu celular. Monitorea semanalmente los movimientos, principalmente al inicio de la semana para hacer un recuento de tus gastos durante el fin de semana.

 

  1. Si tienes varias tarjetas de crédito, cancela aquellas con altas tasas de interés o anualidades altas. Quédate idealmente con las que ofrecen reembolsos en las compras, puntos o alguna otra recompensa que te da beneficios extras.

 

Los créditos no son malos por naturaleza. De hecho, son necesarios para alcanzar grandes metas anticipadamente. Vuélvete un experto en el manejo del crédito y mantén siempre abierta tu llave del financiamiento.

Pide tu préstamo personal AQUÍ

 

Deja un comentario