Cómo ajustar tu presupuesto si tus ingresos bajaron

Haz un gasto estratégico

Si perdiste tu empleo, en la empresa donde trabajas suspendieron las labores hasta nuevo aviso, o te redujeron tus ingresos, modifica tu presupuesto lo antes posible. Esto te ayudará a recuperar un poco el control en una situación que puede sentirse bastante incierta.

Lo peor que puedes hacer es entrar en pánico o por el contrario, pensar que no pasa nada y echar mano de tus ahorros sin una estrategia clara.

 

Paso 1. Entiende tus hábitos de gastos 

Haz una lista de todo en lo que gastas actualmente. Clasifica tus gastos en prioritarios como: comida, servicios básicos (luz, agua, gas, internet), gastos de salud (medicinas, tratamientos), seguros y escuelas. Prácticamente todo lo demás pueden ser gastos prescindibles. 

Lo que más te ayudará a estabilizar tus finanzas en este momento, es ser despiadado con el recorte de tus gastos, así que elimina todo aquello que no entre en tu lista básica. 

 

Paso 2. Recorta aún más

Después de recortar estos gastos innecesarios dale una nueva revisada a lista de gastos prioritarios e intenta reducirla en cuanto al monto. Revisa tu plan de teléfono y el del resto de la familia, tu suscripción de televisión por cable, hasta la lista del super tendrá que entrar a revisión. Verifica en qué gastas cuando se trata de alimentos, e idea la manera de generar ahorros. Por ejemplo, comprar a granel ciertos productos, o de marca genérica puede ahorrarte varios cientos de pesos. 

¿Hay dos autos en la familia? Tal vez por el momento puedan vender uno de ellos y tener liquidez extra para algunos meses más.

 

Tranquilo, la eliminación y reducción de estos gastos no tiene que ser permanente, pero mientras tanto podría liberar el efectivo que tanto necesitas y generar un poco de tranquilidad financiera.

Una vez hecha esta  revisión y estrategia de gastos, tendrás tu nuevo presupuesto de gastos.

 

También lee: 10 maneras de ahorrar mientras estás en casa

 

Paso 3. El efectivo disponible   

Mira cuánto dinero tiene en su fondo de emergencia o en cualquier otra cuenta de ahorros y divídelo entre el monto de el nuevo presupuesto que acaba de calcular. Eso te dará una idea de cuántos meses puede pasar sin un ingreso. Si no tienes ahorros, o proyectas que se terminarán rápidamente, debes priorizar tu nuevo presupuesto.

La alimentación y la vivienda deben estar al inicio. Si te preocupa hacer los pagos de tu casa, el colegio, o el crédito de auto, comienza por comunicarte con tus acreedores para analizar las opciones de pago.

 

Recuerda que las instituciones financieras ofrecen apoyos durante esta pandemia. Lee aquí cómo manejar las deudas durante la pandemia.

Sobre tu presupuesto de alimentos, aténgase a lo esencial. Programar el menú semanal te ayudará a eficientar costos. Opta por alimentos de temporada, son más económicos. Revisa recetas de bajo costo. 

Aprovecha la temporada de calor y opta por platillos en frío, así ahorrarás en el consumo de gas. Todos los pequeños detalles sumarán a un bajo gasto mensual. 

 

Paso 4. Involucra a la familia

Crear y seguir un presupuesto de emergencia puede ser bastante difícil, así que si tienes pareja o cónyuge, háganlo en conjunto. También los niños pueden participar. Hazles saber la situación actual y pídeles su apoyo y comprensión en este ajuste presupuestal. 

Si tienes amigos de confianza, puedes platicar también la situación, tal vez ellos hayan pasado por algo similar previamente y puedan darte útiles consejos. 

 

No entres en pánico, conoce tu panorama financiero real, lo mínimo necesario que necesitas y tus posibles salidas. Tener clara esta información, te ayudará a tener certidumbre, al menos a corto plazo.

Pide tu préstamo AQUÍ

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

finanzas personales, presupuesto

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog