Cómo tener éxito en tus inversiones a largo plazo

7 claves para ganar más

“Si no estás pensando en ser propietario de una acción durante 10 años, ni siquiera pienses en poseerla durante 10 minutos”, es lo que Warren Buffett, la tercera persona más rica del mundo, opina de las inversiones. No solo basta con invertir, hay que hacerlo a largo plazo y esta es la razón. 

 

Las inversiones a largo plazo tiene muchos beneficios: no solo le dan a tu dinero más tiempo para crecer, sino que también pueden ayudarte a suavizar los baches del mercado. 

Pero entonces, si invertir tiene riesgos, ¿por qué no simplemente tener el dinero en el banco? Las cuentas de ahorro ofrecen tasas de interés mínimas, la mayoría de las veces solo lo necesario para reducir el efecto de la inflación y poder mantener el valor de tus ahorros. 

Si pones todo tu dinero en bancos estará seguro, pero no crecerá. Por el contrario, el mercado de valores, es decir, las inversiones ofrecen rendimientos más interesantes. Pero, para que tu dinero realmente crezca a través de la inversión, debe abordarse con una visión a largo plazo y mantenerse durante varios años. 

Aquí hay algunas reglas simples que te ayudarán a navegar por el mercado de inversiones y obtener atractivos rendimientos durante un período prolongado.

 

  • Mantén la calma

Los mercados financieros tienen altibajos, y tales movimientos pueden ser estresantes y atemorizantes. Cuando los mercados bajan, es común ver a los inversionistas renunciar a su portafolio de inversiones. Con esto, hacen que sus pérdidas sean reales y dejan de ganar los mejores rendimientos cuando los mercados se recuperan. En lugar de reaccionar a cada altibajo del mercado, intenta mantener la calma. La clave está en siempre tener inversiones en empresas serias, seguras y con el riesgo tolerable para tu personalidad de inversionista.

 

  • Invierte poco y frecuentemente

Invertir a largo plazo no se trata solo de poner dinero en un instrumento financiero y olvidarse de él. Si deseas maximizar tus rendimientos, podría ser conveniente invertir pequeñas sumas con regularidad en diferentes productos y en aquellos en los que observes se comporten mejor en cuanto a rendimientos. De esa manera, tu plan sigue alimentándose, lo que le da a tus ganancias potenciales la oportunidad de aumentar más rápido. 

 

  • Diversifica

Como inversionista a largo plazo, es importante buscar formas de mitigar el riesgo. Algo que puedes hacer para eso es diversificar. En pocas palabras, invirtiendo tu dinero en distintos esquemas como ETFs, inmuebles, inversiones a plazos fijos, por mencionar algunos. Al diversificar tu cartera, las inversiones de bajo rendimiento deben compensarse con otras que ganen mejores rendimientos y tengan un poco más de riesgo.

 

  • Piensa en los impuestos

Cuando se trata de invertir, siempre es bueno tener en cuenta los impuestos, pues se verá reflejado en tus ganancias. Toma en cuenta que cada instrumento de inversión tiene diversos impuestos, compararlos te permitirá tener un portafolio diversificado, en el que los impuestos se compensen entre las diferentes herramientas que contrates.

 

  • Contrata productos con comisiones bajas

Averigua si el producto o herramienta de inversión que contrates cobra comisiones. Estos costos se toman directamente de tu inversión total y, al igual que los impuestos, afectarán tus ganancias. Pero cuidado, aunque optar por las tarifas más económicas tiene sentido, es importante no comprometer la calidad del servicio. A veces, es mejor pagar un poco más y beneficiarse de un servicio de alta calidad.

 

  • Mantente al tanto y toma decisiones

Aunque ya dijimos que si estás invirtiendo a largo plazo no debes estar revisando el valor de tu inversión con demasiada frecuencia, y debes darle a tu plan el tiempo que necesita para crecer, sí debes supervisar los resultados. Incluso en aquellas inversiones a plazo fijo, no esperes la fecha de tu vencimiento para evaluar cómo se está comportando la tasa de rendimiento y así poder decidir anticipadamente qué te conviene más.

 

  • Reinvierte tus ganancias

Una parte importante de los rendimientos en la mayoría de las carteras proviene de los dividendos reinvertidos, más que de la apreciación de los precios de las acciones o de la alza en las tasas. Reinvertir un rendimiento del 3% puede parecer pequeño, pero durante un período largo  hace una gran diferencia.

También lee: Cómo aumentar los rendimientos de tus inversiones.

 

 Afortunadamente, cuando se trata de invertir, no estás solo. Hay muchos servicios en línea, incluidas las plataformas de inversión automática que te acompañarán a lo largo de tu experiencia como inversionista. En kubo.financiero, por ejemplo, todo lo que necesita hacer es elegir cuánto invertir y por cuánto tiempo. Nuestro equipo de asesores se pondrá en contacto contigo para resolver tus dudas en cualquier momento. 

Empieza a invertir AQUÍ

Deja un comentario