​​Consejos para controlar los gastos domésticos

​​Consejos para controlar los gastos domésticos

Cuando hablamos de finanzas personales, el presupuesto es clave para saber qué tan bien manejamos nuestro dinero. Es la herramienta que nos permite saber cuánto gastamos y en qué.

 

Si crees saber a dónde se te va el dinero, pero cada quincena tienes que pedir prestado, te compartimos cómo administrar mejor tus recursos. El objetivo no es más que aprender cómo cumplir con todos nuestros gastos domésticos y ¡por qué no!, quizá hasta lograr tener un extra.

  

¿Cuánto gastas en tu hogar?

Una gran clave para el éxito financiero es preguntarte cómo ahorrar dinero cada vez que lo gastas. Eso incluye esos pagos automáticos y otros gastos que, a veces, pasan a segundo plano en tus finanzas. 

 

Como primer punto entendamos a qué se refieren los gastos domésticos, que son mucho más que la despensa. Ejemplos de gastos domésticos son todas las cosas y servicios a los que les destinas dinero mensualmente, como los recibos de servicios, tarjetas de crédito, pago del gimnasio o alimentos. Por lo general, no incluyen compras ocasionales como ropa, juguetes, productos electrónicos o electrodomésticos, porque esas compras no suelen ser pagos mensuales constantes y no se repiten con regularidad.

Lee también: Guía para ahorradores primerizos

 

Si estás pensando cómo ahorrar dinero, reducir los gastos domésticos puede ser una excelente manera de comenzar.

Lo primero es poner en papel lo que gastas en casa. Haz esta lista lo más detallado posible,  descubrirás gastos innecesarios que se han convertido en hábitos que te roban recursos. Una vez que tengas esa cifra en papel y hayas hecho los ajustes necesarios para reducir gastos innecesarios, aquí hay algunos cambios pequeños que puedes hacer para reducir tus gastos mensuales desde hoy:

 

1. Asume la planificación de comidas y cocina en casa

El simple hecho de cocinar en casa te puede ahorrar mucho. Piensa en las costosas comidas en restaurantes con bebidas, el plato principal, el postre y la propina: todo eso se acumula rápidamente. Simplemente con preparar la mayoría de tus comidas en casa, ya estás ahorrando.

 

2. Usa listas de compras

Planificar tus comidas no se trata solo de hacer un menú semanal; puede ayudarte a aprender cómo ahorrar dinero en alimentos y evitar el deseo de comprar por impulso. Con una lista de compras, sabes exactamente lo que necesitas para las comidas cada semana, por lo que puedes ser más disciplinado.

 

Un consejo extra, revisa tu alacena antes de ir al súper. Te sorprendería ver lo mucho que gastamos en productos que ya tenemos en casa.

 

3. Reduce el consumo de electricidad, gas y agua

Todos tenemos el hábito de apagar las luces cuando salimos de una habitación, pero ¿sabías que desenchufar tus electrodomésticos cuando no los estás usando puede ahorrarte dinero? Es posible que hayas escuchado hablar de algo llamado energía vampírica: la electricidad que se consume cuando un objeto no está en uso, pero aún está enchufado. El microondas, computadora de escritorio y más están robando dinero de tu cartera, incluso cuando están apagados o no se usan.

 

Aprovecha el calor de los electrodomésticos, apágalos antes de que termines de usarlos y aprovecha el exceso de temperatura.

 

 Mantén limpios los quemadores de la estufa. Para comprobar que funcionan correctamente, fíjate que la llama sea azul y no amarilla o naranja, pues es cuando la combustión no se está realizando de la forma adecuada  y hará que conumas más gas al cocinar. No olvides usar ollas a presión siempre que puedas, con este simple cambio podrás ahorrar hasta un 50% del consumo de gas que realizas al cocinar.

 

Lee también: 25 maneras de ahorrar dinero en el hogar

 

4. Invierte en tecnología para el hogar

Otra excelente manera de ahorrar en los recibos de servicios es instalar aditamentos que te permitan automatizar la casa y reducir energía. Por ejemplo, reguladores de luz y controles de temperatura que puedas manejar a distancia y programar.

 

5. Compra productos a granel

Adquirir a granel semillas, jabón para ropa, champú y muchos productos más, representará importantes ahorros, además de que eliminar el uso de plásticos. Únete a la tendencia zero waste.

 

Ahorrar en estos gastos del día a día nos lleva a tener ahorros importantes que podemos usar en otros proyectos. Ya lo sabes, los gastos domésticos no tienen que volverse los dueños de tus quincenas. Aprender a manejarlos te da mayor libertad económica para proyectos personales y familiares.

Invierte tu Dinero y Prepárate Para Tu Futuro AQUÍ

Deja un comentario