¿Debes pedir un préstamo para tu negocio? Responde estas preguntas

No importa cuánto nos preparemos para el futuro, siempre habrá ocasiones en las que sea necesario solicitar un préstamo. Los préstamos nos ayudan a ganar tiempo en el cumplimiento de nuestros objetivos. En este artículo encontrarás las preguntas que podrían salvarte de tomar una mala decisión con la posibilidad afecte tus finanzas y las de tu negocio.

Lo primero, aunque parezca repetitivo es saber y está conscientes de lo que significa contar con un servicio de préstamo o crédito. Supongamos que dentro de tu negocio una computadora se descompone hoy de manera irreparable y no tienes un respaldo que cubra ese tipo de situaciones. Te quedarán dos opciones: ahorrar para una computadora nueva o solicitar un préstamo para adquirirla en menor tiempo y realizar el pago después de haber adquirido el equipo.

 pexels-photo-442150-1.jpeg

Considerando que una computadora es una herramienta de trabajo sumamente importante en nuestros días, la segunda opción será la elegida para más de uno. Sin embargo existen más preguntas que debes hacerte antes de tomar esta decisión.

 

¿Cumplo con los requisitos para pedir un préstamo?

 

Comencemos por tu historial de crédito. Si ya haz comenzado a construir el tuyo, es necesario que seas crítico y sepas cuál ha sido tu desempeño y qué tan responsable has sido anteriormente para saldar tus deudas. Recuerda que si eres rechazado una vez, eso contribuye a tu historial, representando un riesgo para los siguientes préstamos que solicites. Así que sé cuidadoso.

 

En el caso de la documentación, asegúrate de contar con copias y originales de los documentos solicitados por la financiera que te proporcionará el préstamo. No dejes que falte uno solo de tus documentos.

 

¿Cuál es mi capacidad de pago?

 

Esta es una pregunta que generalmente respondemos basándonos en la pregunta “¿qué tanto necesito este préstamo?” y esto no es correcto. No importa cuánto necesites un crédito, debes ser consciente de cuántos recursos reales dispones para solventar cada uno de los pagos que son consecuencia de un préstamo a largo plazo.

 

Mira hacia adelante y evalúa los gastos futuros, ¿realmente puedes pagar este préstamo sin afectar tu salud financiera? Haz tus cuentas y sé realista.

 

¿Están en orden mis finanzas?

 

Tal vez tu capacidad de pago es suficiente, ya que el costo del crédito va en una proporción adecuada con respecto a tus ingresos. Pero si cuentas con uno o varios préstamos vigentes tal vez no te convenga pedir uno nuevo, ya que la deuda es acumulada como si se tratara de una gran bola de nieve y entonces tu capacidad de pago no es la misma si incluyes todos tus gastos y deudas a realizar en el transcurso de un mes.

 

Si es así, la opción a tomar tal vez es la de ahorrar un poco antes de comprar esa computadora.

 people-woman-coffee-meeting.jpg

¿Conozco el costo real de mi préstamo?

 

No todos los préstamos cuestan lo mismo, para poder comparar todas tus alternativas consulta siempre el CAT(costo anual total) que incluye tasa de interés y los distintos cargos que se pueden realizar además de la cantidad que has solicitado.

 

Jamás dudes en preguntar a tus asesores acerca de estos montos extra, es tu dinero y debes saber en qué está siendo utilizado en cada momento.

 

 

¿Conozco las políticas del préstamo?

 

¿Tu préstamo cuenta con seguro de vida? ¡¿No sabías que algunos cuentan con seguro de vida?! Esto significa que algunos préstamos anulan la deuda al fallecer el solicitante. Seguramente pensabas que todos los préstamos cuentan con esta política y la verdad es que no es así. Existen créditos en los que la deuda puede ser heredada a los hijos u otros familiares para que la deuda pueda ser saldada.

 

Así como ésta, hay distintas cláusulas que muchas veces ignoramos por querer acelerar los trámites y contar tan pronto como sea posible con nuestro préstamo. Te recomiendo leer, preguntar y volver a preguntar si es necesario. Todas las veces posibles.

 

 

¿Este préstamo me ayudará a crecer?

 

En el ejemplo que te puse al principio, tal vez una herramienta de trabajo te ayudará a mantener tus ingresos e incluso generar más, de modo que el préstamo que vas a solicitar es completamente rentable. Pero si, por ejemplo, tienes la idea de cambiar la fachada de tu local, ésto tal vez te traiga considerables ingresos en el futuro, pero no podemos estar cien por ciento seguros.

 

Entonces puedes moderar el monto de tu préstamo o espera a ahorrar un poco antes de darle salida a ese proyecto. De este modo, tus finanzas estarán en una zona segura.

 

Si crees que estás listo para hacer mejoras en tu negocio, entonces eres excelente, y si eres excelente, tu lugar es kubo.financiero

 

Pide tu préstamo AQUÍ

 

 

Jimena Martínez

Jimena Martínez

Apasionada de la información. Redactora y gestora de contenido. Mi misión en kubo.financiero es otorgar contenido que te ayude a crecer en el ámbito financiero.

Finanzas para el negocio

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog