¿Es buen momento para solicitar un crédito?

Descubre en qué casos sí

Con toda la incertidumbre en el mundo, es posible que te preguntes si es el momento adecuado para solicitar un préstamo personal. Más aún si tus ingresos se vieron afectados por el coronavirus. La respuesta es: depende.

 

También lee: Los tipos de CAT que existen

 

¿Cuándo es una buena idea un préstamo personal?

Cuando lo usas para alcanzar una meta financiera, como pagar deudas mediante la consolidación o para remodelar tu casa y aumentar su valor. 

Otro buen fin de un préstamo personal en estos tiempos, es para invertir en tu negocio. Renovar equipo y maquinaria que te ayude a aumentar la producción y el servicio. 

 

También puede tener sentido usar un préstamo personal para compras que no deseas hacer con una tarjeta de crédito o que te harían perder liquidez.  Algunas instituciones ofrecen préstamos desde $ 5,000 y hasta $100,000 pesos, con pagos fijos pueden son más fáciles de presupuestar, comparado con las tarjetas de crédito con intereses revolventes.

Si tus ingresos disminuyeron de manera temporal, pero tienes la certeza de que los recuperarás y la fecha exacta, un préstamo personal puede sacarte a flote este tiempo.

Pide tu préstamo AQUÍ

 

¿Cuándo es una mala idea un préstamo personal?

Una institución que garantice un préstamo sin verificar tu Buró de Crédito no pueden evaluar con precisión tu capacidad de pago, lo que significa más riesgo para ellos y tasas de interés mucho más altas para ti. De esta manera estarías contratando un préstamo caro que además podría convertirse en un hoyo financiero para tu economía. 

La mayoría de los expertos financieros recomiendan no utilizar un préstamo personal para fines discrecionales como vacaciones o el regreso a clases. Esto se debe a que los préstamos pueden ser costosos y es posible que todavía esté pagando por su boda años después de la luna de miel.

 

También lee: Cuándo usar un crédito revolvente y uno de plazo fijo

 

Para estos casos, ahorrar es la mejor forma y la más barata. Sin embargo, si tienes que pedir prestado y tus ingresos son lo suficientemente estables como para comprometerte al pago mensual por el plazo establecido, un préstamo personal puede ser más barato que una tarjeta de crédito.



3 claves para elegir un préstamo personal

  • 1. Compra al menos tres productos financieros para elegir el más barato y mejores condiciones crediticias.
  • 2. Estima los intereses y los pagos mensuales. 
  • 3. Incluye esos pagos en tu presupuesto para asegurarte de que podrás pagar este nuevo préstamo.

 

En resumen, si tus ingresos aún se mantienen seguros, pero quieres proteger tu liquidez, un préstamo personal puede restar presión al día a día durante esta crisis de salud.

Pide tu préstamo AQUÍ 

Wendy Solis

Wendy Solis

Estratega editorial. Especialista en finanzas personales.

créditos personales, finanzas personales, prestamos personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir

Suscribete a nuestro Blog