¿Tendrás éxito en tus propósitos financieros?

Comienza un nuevo año, y como todos los anteriores seguramente viene acompañado de propósitos, metas o deseos que cada uno de nosotros espera alcanzar a lo largo del año. Así, probablemente incluido en esa larga lista, se encuentra el ahorrar, el “este año si voy a administrar mi dinero” y todo inicia bien.

Te recomendamos que leas: ¡Nuevo año, nuevas finanzas!

Hasta que llega la rosca de reyes, la cuesta de enero, pagar el agua, pagar el predial y cuanta cosa más, las inscripciones de los niños a la escuela, de ahí le seguimos con el “regalito” de San Valentín, las chelas de semana santa… de tal forma que para este punto ese bonito propósito de ahorrar se ha esfumado.

Lee: 5 pasos para cumplir tus propósitos este 2019

Hasta aquí la cosa es bastante trillada. Pero, ¿sabías que hay un factor que nos permite reconocer si tendremos éxito o fracasaremos rotundamente con esa meta de ahorrar mucho antes de empezar? Este gran secreto es: tener un objetivo.

¡No te pierdas estos 7 consejos para plantear objetivos!

Un objetivo de ahorro es determinante para lograrlo, esto se debe a que ahorrar consiste en reestructurar nuestros gastos de modo tal que gastemos menos en lo que NO nos genera ningún valor, y dirigirlo a aquello que deseamos alcanzar.

Invierte desde $100

Entonces es fundamental identificar desde un principio que es lo que queremos lograr con ese ahorro; ya sea invertir, viajar al próximo mundial de fútbol o tener casa propia (todas las personas son diferentes y tendrán objetivos diferentes, de ahí la importancia de definirlo uno mismo), para que al momento de reducir los gastos innecesarios sepamos a donde mandarlo y no terminar gastando en cualquier otra cosa que no nos aporte valor.

Te puede interesar: Lo que necesitas para salirte de casa de tus papás

No se vale decir que ahorramos solo porque es algo bueno o porque todos recomiendan hacerlo. Puesto que aunque si es bueno y recomendable ahorrar, lo que de verdad necesitas es estar tú mismo convencido de que lo es, lo cual se logra con un objetivo propio.

Lee: Cómo invertir tus ahorros según tus objetivos

Un objetivo también te impulsará a tener la disciplina necesaria para saber rechazar la tentación de gastar. Teniendo constantemente esa imagen sobre qué es lo que quieres, es como podrás ahorrar. Y la satisfacción al ver ese pensamiento realizado será casi tan grande como el haberlo logrado.

Invierte desde $100

Otra ventaja significativa de tener un objetivo es que sirve como un mapa cuya labor principal será guiarte para conseguir tu meta; de acuerdo a tu objetivo de ahorro serán las acciones que debas tomar.Te pondré un ejemplo para entenderlo mejor: supongamos que tienes la idea de ahorrar para comprarle llantas nuevas al coche. Obviamente no vas a vender el auto para conseguir el dinero que necesitas, o ¿sí?

Lee también: Ahorra con ayuda de tu tarjeta de crédito

Puede sonar exagerado pero tienes que asegurarte que tus objetivos y tus acciones vayan en la misma dirección. De la misma manera, de nada sirve que elabores un plan de ahorro a un año para el concierto que es dentro de dos meses, en todo caso deberás ajustarlo al tiempo de tu objetivo.

Te puede interesar: Gasto inútil VS. gasto inteligente, ¿cómo distinguirlos?

Ahora bien, definir un objetivo no quiere decir que este sea inalterable, pues aunque es conveniente evitar cambiar de objetivo como de calzones (porque así nunca conseguiremos la constancia que necesitamos), sí que es válido que en determinado momento decidamos que aquello que deseábamos ya no tiene el mismo valor para nosotros y busquemos un nuevo objetivo.

Invierte desde $100

Pero, ¿qué se requiere para definir nuestro objetivo de ahorro? Yo te propongo la siguiente lista con 3 sencillos pasos para identificar tu objetivo.

1. Cuestionarte

Lo primero será hacernos preguntas a nosotros mismos del tipo: ¿Qué quiero?, ¿Cómo lo quiero?, ¿Por qué lo quiero?, ¿Cuándo lo quiero?, ¿Dónde lo quiero?, ¿Para qué lo quiero?, ¿En cuánto tiempo lo quiero?, ¿Cuánto necesito para lo que quiero?, respondiendo cada una de ellas de la manera más sincera. 

Lee: La estrategia perfecta para aprovechar el tiempo

2. Ser específico

En verdad MUY específico pues como lo mencionábamos anteriormente, tu objetivo será como el instructivo a seguir para alcanzar tu ahorro. Si no lo haces corres el riesgo de perderte.

Invierte desde $100

Para ello regresa al punto anterior y asegúrate de ir más allá en cada una de las preguntas, forzarte a ir a lo más profundo te ayudará a fijar ese pensamiento. Además puedes agregar las siguientes preguntas para ayudarte: ¿Qué obtendré al conseguirlo?, ¿Qué originó que lo deseará?, ¿Quiénes se verán involucrados y por qué?, etc.

3. Escribirlo

Ponerlo por escrito es casi tan importante como el objetivo mismo, al usar puño y letra para definir nuestros objetivos favorecemos el que se quede en nuestra mente. Si podemos colocarlo en un lugar que veamos constantemente, mucho mejor, pues será el recordatorio de como alcanzaremos aquello que deseamos. Es aquí donde comenzamos a trabajar en nuestros sueños para hacerlos realidad.

Te recomendamos: Conquista a un inversionista con un buen storytelling

Recuerda, lo que deseamos en nuestra vida no va a aparecer de la noche a la mañana, depende de nosotros tomar la decisión de comenzar hoy y aún más importante, empezar a hacerlo teniendo un objetivo al cual dirigirnos.

4. ¡Invierte! 

No necesitas tener mucho dinero para convertirte en inversionista. ¡Puedes hacerlo desde los $100! Conoce kubo.plazofijo; la herramienta de inversión en la que obtendrás un rendimiento del 11% anual. ¡Inténtalo!

Invierte desde $100

Andrés Valdez Mendoza

Andrés Valdez Mendoza

Yo soy Andrés, un entusiasta de las finanzas personales y el emprendimiento. Contador de profesión, coach financiero por pasión. El deseo de aprender y mi curiosidad son mis mejores cualidades. Escribo porque compartir es el mejor camino para descubrir.

Finanzas personales

Solicita tu préstamo
Empieza a invertir
New call-to-action

Suscribete a nuestro Blog