Consejos para planificar tu jubilación cuando aún eres joven

Consejos para planificar tu jubilación cuando aún eres joven

Ahorrar para la jubilación es el desafío más complicado si hablamos de gratificación retrasada. Guardar dinero hoy para el retiro, con la intención de no tocarlo durante décadas no es un hábito que la mayoría de nosotros esté dispuesto a adoptar. Pero debemos hacerlo. 

El ahorro voluntario es la clave para un retiro sin preocupaciones. De hecho, en tu tabla de egresos mensuales ya debería de aparecer este rubro, pues de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, Consar, los millennials y centennials deberán acumular recursos en su cuenta de Afore lo equivalente a 11.8 veces tu salario anual, para alcanzar una pensión equivalente a 60% de tu salario actual.

Lee también: Cuánto necesitas realmente para tu retiro

¿Por qué ahorro voluntario?

Pero, ¿por qué ahorro voluntario?, ¿acaso no son suficientes las aportaciones patronales y el ahorro que te descuentan en tu recibo de nómina? Realmente no, y estas son algunas de las razones:

  1.  La expectativa de vida para estas generaciones aumentó. Se estima que los jóvenes que actualmente tienen entre 25 y 35 años, y se jubilen a los 65 años con buenas condiciones de salud, vivirán en promedio 20 años más.
  2. Otra razón son los cambios en el mundo laboral, donde cada vez hay más trabajadores independientes o por honorarios, por lo que el ahorro patronal deja de existir y dependes únicamente de lo que voluntariamente ingresas a tu Afore.
  3. La mayor parte de las nuevas generaciones está renunciando a tener hijos, lo que representará una falta de red de apoyo económico en la vejez.

¿Cómo trabajar en el retiro soñado?

Así que manos a la obra, no creas que porque estás en tus veintes o treintas es una locura ahorrar para tu vejez, en esto del retiro nunca es demasiado pronto para empezar. Estos son seis consejos para empezar a trabajar en ese retiro soñado.

1. Controla tus inversiones

El dinero que inviertas en tus veintes o treintas puedes ponerlo en instrumentos con mayor riesgo, ya que en caso de pérdida tienes tiempo suficiente para recuperarte. Por el contrario, cuando estás a cinco o 10 años de la jubilación, es mejor elegir inversiones con rendimientos predecibles como el plazo fijo, te ayudará a mantener tu ahorro seguro.

2. Planifica considerando la inflación

La inflación y el aumento de los precios pueden consumir el poder adquisitivo de tus fondos de jubilación. Al planificar tu ahorro, hazlo en instrumentos financieros que te den rendimiento, ¿cuánto? Por lo menos lo equivalente a la inflación, así estarás garantizando que tu dinero valdrá lo mismo en el futuro.

3. Habla con tu pareja sobre el retiro

Así como las parejas discuten sobre la compra de un auto nuevo o una casa, siempre es un buen hábito hablar sobre asuntos financieros para la jubilación.

La recomendación es que no sea un fondo común, pues en caso de una separación podría generar disputas. Ahorre cada uno para sus propios planes de retiro.

4. Invierte en tu salud física

Dados los altos costos de la atención médica, mantenerte saludable hoy, es clave para estar en forma durante la jubilación. Los gastos médicos realmente podrían desequilibrar tus finanzas.

5. Crea un presupuesto y síguelo

La mejor forma de planificar es saber cuánto necesitarás para vivir en tu vejez.  Lamentablemente, la mayoría de las personas no calculan esto y llegan al retiro sin ahorros suficientes. Acércate con tus papás o abuelos y observa su estilo de vida, sus gastos. Haz un ejercicio de cómo te gustaría vivir tu retiro y arma un presupuesto. Una vez más, considerando la inflación, calcula cuánto debes ahorrar para vivir al menos 20 años con ese estilo que hoy te imaginas. Usa las calculadoras de la Consar para el retiro, que te ayudan a determinar tu ahorro de acuerdo a tu edad actual.

6. Paga tu hipoteca y otras deudas

Tu hogar es más que un refugio, también constituye un gasto significativo. Al liquidar tu hipoteca, finalmente puedes aprovechar la riqueza de tu casa viviendo ahí sin pagar alquiler, eliminando un gasto mensual significativo.

Lo mismo con otras deudas significativas.

Usar el crédito para crear patrimonio es una gran estrategia, pero debes planear pagar esas grandes deudas antes de tu retiro.

Ya lo sabes, hacer algunos pequeños cambios en tus hábitos, tal vez trabajar unos años más, ahorrar un poco más cada mes y tener un estilo de vida saludable, puede contribuir a una jubilación mucho más cómoda.

Invierte y gana

También te recomendamos leer: Logra un retiro millonario

Deja un comentario